Fotografía de @PlanetaEskoria

El festival, que ha contado con más de 100 artistas, ha cerrado su vigésima segunda edición con más de 200.000 asistentes.

Otro año más el Viña Rock ha conseguido congregar a miles de personas en Villarrobledo (Albacete). A pesar de la lluvia intensa y el barro, que causaron destrozos en las zonas de aparcamiento y acampada, los espectadores no dejaron de bailar y cantar al son de sus canciones favoritas.

En la sala de prensa el alcalde villarrobledense hablaba de un gran éxito y, lo cierto, es que se ha convertido en uno de los cuatro festivales más importantes y con mayor número de asistentes del panorama español. Su grandeza se puede transformar en datos económicos, pues se estima que el impacto económico ha sido de 17.000.000 euros en el conjunto de la ciudad, cuyos habitantes -tal y como decía la concejala de cultura- llevan el Viña Rock en las venas.

Atendiendo a las circunstancias meteorológicas, la organización habilitó tres pabellones aunque, finalmente, solo se utilizó uno y puso a disposición de los asistentes dos tractores para facilitar la salida de los coches. Gracias a la actuación de los servicios de atención sanitaria el espectáculo finalizó sin ningún hospitalizado y mostró su faceta más solidaria con el medioambiente colaborando con ecovidrio y ecoembes.

Fotografía de @viñarockoficial

El festival, que se abrió el jueves con “Los News”, vio pasar a 120 artistas por sus siete escenarios hasta que “Pedrá” puso punto y final a una potentísima jornada. Grupos como “Mago de Oz”, “Desakato”o “El Último Ke Zierre” vieron como no cabía ni un alfiler entre el público. “Boikot” presentó el cortometraje Jarama -que da nombre también a su nueva canción- en la Casa de la Cultura del pueblo. “Canteca de Macao” se despidió al grito de “Salud, Amor y Libertad”.

Entre aplausos fue recibido el grupo “Mafalda”, que se encargó de leer dos comunicados para visibilizar y denunciar las agresiones machistas dentro de los festivales; invitando, además, a los colectivos oprimidos a ponerse en las primeras filas para disfrutar de todas sus canciones.

“Nikone” interpretó algunos temas de su álbum debut Onirikone. “Sons of Aguirre” consiguió que se escuchara en todo el recinto al unísono “UPyD”. “Lágrimas de Sangre” logró que la lluvia diera una pequeña tregua y “Green Valley” con su Exprímelo Tour hizo parada en Villarrobledo.

Pese a que hayan pasado veintidós años desde su primera edición, el Viña Rock no ha perdido su esencia y nos hará disfrutar una vez más el 28,29 y 30 de abril de 2018. Y es que, como dijo el cantante de “Sínkope”, a la lluvia le gusta el Rock and Roll.

Fotografía de @viñarockoficial