20 May 2022 Televisión online con redacción web

Idealismo e izquierda en las Relaciones Internacionales

La visión idealista de la izquierda en cuanto al análisis de las relaciones internacionales merece una crítica en tanto que la izquierda debería tener claro cuál es su objetivo y los medios para conseguirlo.


A raíz del conflicto ucraniano y el posicionamiento dentro de la izquierda, ha resurgido el debate del idealismo en las Relaciones Internacionales. Un debate que ya se vio en los conflictos de Irak, Libia o Siria. Esta discusión ha causado, por ejemplo, que la vicepresidenta Yolanda Díaz se desmarque de sus compañeros de gobierno para apoyar el envío de armas que proponía Pedro Sánchez o que el gobierno de coalición protagonizase una vez más aireados desacuerdos.

En el ámbito de estudio de las relaciones internacionales destacan varias teorías explicativas: las clásicas –realismo e idealismo– y las metateorías –constructivismo, teorías feministas, teorías críticas, etc.– Aunque esta distinción en la teoría sea clara, en la práctica se entremezclan los análisis y es difícil categorizar los autores y sus ideas. La izquierda fue pionera en las teorías críticas y constructivistas. Estas destacan por aportar más niveles de análisis a los fenómenos internacionales. Por ejemplo, no se analizan los estados como elementos unitarios y racionales sino se analizan las ideologías, las composiciones de clase, los relatos, personalismos, etc. Estos elementos son bastante unitarios en los discursos de la izquierda, no obstante, el elemento disruptor sería la diferenciación entre el discurso realista e idealista. 

En pocas palabras, la teoría realista destaca los intereses geopolíticos, elementos militares y las dinámicas de las grandes potencias. La teoría idealista, tal como indica el concepto, se centra más bien en las ideas, la sociedad internacional y las dinámicas de cooperación transnacional.

La visión idealista de la izquierda en cuanto al análisis de las relaciones internacionales merece una crítica en tanto que la izquierda debería tener claro cuál es su objetivo y los medios para conseguirlo, no debe resolver asuntos de esta importancia bajo principios estrictamente idealistas, como puede ser el pacifismo, la autodeterminación, soberanía, etc. Los principios éticos no son un todo, sino una parte para complementar la realidad internacional y los objetivos ideológicos que se deseen. 

Este desajuste puede venir explicado por la experiencia institucional que ha nutrido la izquierda desde el 15-M. Ha sido una experiencia nacional pero en especial municipal. Es un entorno donde el debate se centra en los posicionamientos ideológicos, el relato y la gestión institucional acorde a principios legales y morales estrictos. En cambio, el ámbito internacional necesita otra visión, otro análisis.

La característica principal del sistema internacional es que no hay una “Constitución”, no hay unas reglas del juego claras que los países deban seguir, no hay una institución que gobierne el mundo, hay anarquía. No se puede pretender que ciertos países impongan un modelo a seguir bajo el pretexto de “tener la razón” en cuánto a coherencia ideológica sin contar con el poder coercitivo (expresado en sus múltiples formas) necesario para exigirlo. Parece lógico, por tanto, que tener el mismo discurso y análisis en el ámbito municipal y en el internacional pueda llevar a errores. 

En este artículo no pretendo decidir sobre quién tiene razón en cuanto al envío de armas a Ucrania. Las posiciones hasta ahora han sido: la socialdemocracia defiende  mayoritariamente el envío de armas a Ucrania mientras que posiciones más marxistas mediante el “No a la Guerra” defienden lo contrario, aunque entre las dos posiciones hay una gran escala de grises. No pretendo criticar las posiciones sino el marco de análisis. 

La gran mayoría de argumentos se esgrimen por valores éticos: derecho a la defensa, analogías con la guerra civil española, derechos humanos, antifascismo, democracia,  autoritarismo… pero este conflicto igual que la gran mayoría de los conflictos post guerra fría no se basan en ello. Aunque los conservadores -e incluso la izquierda- definan este conflicto como un conflicto entre democracia y autoritarismo o libertad y dictadura, el motivo de la guerra no es ese. Este conflicto se origina por la expansión al este de la OTAN y del golpe de estado en Ucrania de 2014. Esta guerra trata sobre los sistemas de seguridad colectiva que imperan en el mundo y en especial en Europa. 

Debemos analizar la situación dando el peso conveniente a las diferentes variables, sin dejarse llevar por el liberalismo y la prensa en una batalla de “relatos”. La izquierda debe debatir sobre qué sistema de seguridad prefiere en Europa, sobre su posicionamiento sobre la OTAN y la neutralidad de Europa del Este. Sobre los procesos de adhesión de los diferentes países y sobre la política de seguridad y defensa de la Unión Europea. 

Sobre si el envío de armas provocará un enquistamiento del conflicto y por tanto una zona altamente inestable a las puertas de la Unión Europea, o sobre si ese envío provocaría unas negociaciones menos favorables para Rusia. Se puede debatir incluso si Rusia es un enemigo para la Unión Europea, hechos objetivos y de gran importancia. 

Relacionado con esta idea, se podría deducir que la doctrina de Responsabilidad de Proteger (R2P) surge de la idea de que los conflictos son un ámbito donde las “ideas universales” son aplicables. Ya contamos con muchas experiencias de aquellas guerras cuya justificación era la libertad de los ciudadanos oprimidos en todo el mundo (Irak, Afganistán, Libia, Siria…).

Por ello, la ideología debe contener intrínsecamente los objetivos ideales a alcanzar y los métodos a utilizar. Sin una parte, la otra carece de sentido. 

Como conclusión, citando la magistral obra que recomiendo de Edward Hallett Carr, “la Crisis de los veinte años (1919-1939) : Las nociones éticas pocas veces son la causa, sino casi siempre efecto; un medio de reivindicar la autoridad legislativa universal de nuestras propias preferencias, no, como nos gusta imaginar, el terreno real de dichas preferencias”.

Facebook Comments
Alex Cortes R
Sígueme en:
Publicidad
Related Posts

La psicología en tiempos neoliberales

16 mayo 2022

16 mayo 2022

Existe el riesgo de que una terapia bienintencionada bajo las condiciones del capitalismo actual pueda contribuir a solidificar una subjetividad neoliberal

Escritoras, con o sin seudónimo: 29.- Mary Beard (1955) Reino Unido

9 mayo 2022

9 mayo 2022

Si se tratara de una escritora de novela policíaca o de serie negra, no cabe duda de que Mary Beard debería competir con muchas autoras, desde Agatha Christie a Patricia Higsmith, por el título de Gran Dama. Pero no es el caso. Lo suyo es la Antigüedad clásica y, más concretamente, las diferentes épocas del Imperio Romano. Y es aquí donde la clasicista británica no tiene rival, al menos en su país de procedencia. Autora de un buen número de libros entre los que destacan El triunfo romano, SPQR Una historia de la Antigua Roma, Doce césares o Pompeya y catedrática de la universidad de Cambridge, Mary Beard es hoy algo así como la gran clásica de los clásicos.

Escritoras, con o sin seudónimo: 28.- Yoko Ogawa (1962) Japón

30 abril 2022

30 abril 2022

Con un lenguaje cercano a la poesía, unos temas de gran originalidad y unos personajes inolvidables, la escritora japonesa Yoko Ogawa ha desarrollado una obra que, hasta el momento, ha conquistado el corazón de millones de lectores en todo el mundo. Heredera de Kenzaburo Oé, los clásicos japoneses y la lectura de El Diario de Ana Frank, es autora de una obra que ha merecido algunos de los premios más importantes de su país y que la sitúan en primera línea de la importante literatura japonesa actual.

De dragones y princesas, de libros y rosas rojas

22 abril 2022

22 abril 2022

Fiel a su cita -el 23 de abril- acuden de la mano el libro y la rosa roja, rememorando de la mejor manera aquella leyenda medieval con sabor a cuento y final feliz. Tal día como hoy los amantes del libro expresan con un regalo y una sonrisa, con una rosa y un deseo, su voluntad de seguir apoyando la cultura escrita y la belleza atrapada en una flor que surgió de un torrente de sangre, convirtiendo en belleza lo que antes era muerte y dolor. Sant Jordi lo consiguió y el destino quiso que, en este día, dos de las mayores genios literarios de todos los tiempos, Shakespeare y Cervantes, dejaran este mundo. Alegrémonos porque nos queda su herencia, sus libros inmortales y el indeleble perfume de la rosa.

Escritoras, con o sin seudónimo: 27.- Mazo de la Roche (1879-1961) Canadá

3 abril 2022

3 abril 2022

Si ya tu vida es lo suficientemente movida -para bien o para mal- no necesitas demasiados esfuerzos imaginativos para volcar en la escritura todo un mundo de personajes, ambientes y sensaciones. La canadiense Mazo de la Roche es autora de una de las sagas más famosas de la literatura mundial, La Saga de los Whiteoak. Alabada por sus compatriotas Margaret Atwood y Alice Munro, Mazo de la Roche fue una niña solitaria y una lectora compulsiva que convirtió Jalna, en un monumento narrativo de la aristocracia rural.

Elogio del neoliberalismo

28 marzo 2022

28 marzo 2022

Si queremos cambiar algo tenemos que mancharnos de neoliberalismo, no refugiarnos en nuestros espacios seguros a no ser que hayamos dado la batalla por perdida.

Primavera de libros

27 marzo 2022

27 marzo 2022

Todo está en los libros: guerras, enfermedades, pandemias o erupciones volcánicas. Por ello, cuando una nueva catástrofe sacude a la especie humana, volvemos los ojos hacia los libros, para descubrir de qué manera lo reflejaron en sus libros tantos los grandes escritores del pasado, como los nuevos narradores o ensayistas. Sin olvidar, claro está, que en este mundo, todo cambia. Y una prueba de lo que decimos son las estaciones que transforman el paisaje, tanto físico como emocional de las personas. A la entrada de la primavera, nos asomamos a los libros, buscando en ellos, lo que siempre hemos buscado: consuelo, refugio ante la soledad. amor a la vida o constatación (¿por qué no?) de nuestro fracaso como especie. Ahí están, a nuestro alcance. Abre sus páginas, sumérgete en ellas, hay todo un mundo por descubrir.

Escritoras, con o sin seudónimo: 26.- Frances Hodgson Burnett (1849-1924) Reino Unido/Estados Unidos

11 marzo 2022

11 marzo 2022

La historia se repite: A la muerte del cabeza de familia, la ruina económica sacude a sus miembros y todos, sin excepción, han de buscarse la vida en el sentido literal de la palabra. Cuando murió su padre Frances Hodgson Burnett emigró con su familia a los Estados Unidos con 16 años de edad y pronto comenzó a escribir relatos y poemas para poder subsistir. Encontró refugio en el matrimonio con el doctor S. Burnettt, se divorció y volvió a casarse con otro médico del que también acabó por divorciarse. Sin embargo, el éxito económico y la gloria literaria llamaron a su puerta con los libros infantiles El pequeño Lord, La Princesita y El jardín secreto, que alcanzaron un gran éxito popular. Retirada en las Bermudas y posteriormente en Long Island, encontró consuelo en el espiritismo, la jardinería y la teosofía. Que no es poco.

China ante la guerra entre Rusia y Ucrania: Una posición incómoda

9 marzo 2022

9 marzo 2022

La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha suscitado muchas cuestiones sobre la posición de China. Su postura está condicionada por su relación con ambas partes, así como su defensa de la soberanía nacional y su crítica a las maniobras de occidente para contrarrestar la influencia de sus «rivales».

Escritoras, con o sin seudónimo: 25.- Simone de Beauvoir (1908-1986) Francia

3 marzo 2022

3 marzo 2022

Algo tienes que tener cuando, siendo hija de unos padres burgueses de sólida moral cristiana que te envían a estudiar al Instituto Católico de París y después de proclamar tu ateísmo y de considerar a la religión como una forma de esclavizar al ser humano, acabas siendo la primera de la clase en todas las materias. Pero no te quedas ahí. Después de estudiar Filosofía, te conviertes en novelista y profesora y también en compañera sentimental de una de las mentes más brillantes de la Europa de tu tiempo, el filósofo existencialista Jean-Paul Sartre. De paso escribes un libro fundamental en la historia del feminismo: El segundo sexo y más tarde ganas el Premio Goncourt, que había tenido entre sus primeros premiados nada menos que a Marcel Proust. Simone de Beauvoir nació y creció en el seno de una familia burguesa, en un piso del señorial Bulevar Raspail que su familia tuvo que abandonar tras la ruina de su abuelo. La relación abierta que tuvo con Sartre le permitió tener varios amantes de ambos sexos y entre ellos Claude Lanzmann, autor del escalofriante documental Shoah y llegó a fundar con Sartre, Raymond Aron, Boris Vian y otros la famosa revista Les Temps Modernes. Pero también tuvo su lado oscuro: Durante la ocupación trabajó en la colaboracionista Radio Vichy y fue una de las firmantes del controvertido comunicado sobre la edad del consentimiento sexual. Apóstol del existencialismo, el comunismo y el ateísmo viajó por medio mundo, y luchó por la legalización del aborto, siendo una de las principales responsables de su legalización en Francia. Hoy, Simone de Beauvoir, más que un icono, es el rostro por excelencia del feminismo precoz.

Escritoras, con o sin seudónimo: 24.- Louisa May Alcott (1832- 1888) Estados Unidos

27 febrero 2022

27 febrero 2022

Además de escritora Louisa May Alcott fue maestra, costurera, institutriz y esporádica enfermera durante la Guerra De Secesión norteamericana. Era hija del filósofo existencialista Amos Bronson Alcott, conoció en casa de sus padres a Nataniel Hawthorne, Ralph Waldo Emerson o Henry David Thoreau, Nunca se casó. Defendió el abolicionismo y el sufragio femenino y fue destacada activista, compartiendo la pobreza y los ideales trascendentalistas de sus padres. Comenzó su carrera como escritora con un volumen de cuentos a los 23 años. Y conoció un enorme éxito con su obra más popular: Mujercitas inspirada en su niñez junto a sus tres hermanas. Falleció a los 55 años por envenenamiento por mercurio cuando trabajaba como enfermera.

Escritoras, con o sin seudónimo: 23.- Anita Loos (1889-1981) Estados Unidos

23 febrero 2022

23 febrero 2022

Auténtica niña prodigio del teatro, la novela y, sobre todo, del guion cinematográfico, sus libros Los caballeros las prefieren rubias y Pero se casan con las morenas, fueron auténticos éxitos editoriales, dando lugar, el primero a la celebérrima comedia de Howard Hawks del mismo título interpretada por Marilyn Monroe y Jane Russell. Escribió a lo largo de su vida más de 300 guiones que, en su gran mayoría, se convirtieron en películas. Su primer marido, Frank Pallma Jr. le resultó tremendamente aburrido, así que un buen día le envió a comprar horquillas para el pelo y aprovechó su ausencia para escapar del hogar conyugal y marcharse a vivir con su madre. Escribió guiones para David Griffith, descubrió a Douglas Fairbanks, para William Randolph Earts y para todos los que eran alguien en Hollywood. También le dio tiempo para colaborar con Harper,s Bazar y Vanity Fair. Durante años era invitada indiscutible en las grandes fiestas de Hollywood, siempre rodeada de fulgurantes estrellas y poderosos productores. Tuvo una larga vida y ello le permitió desarrollar una enorme actividad y dejar una huella profunda en el cine y la sociedad norteamericana de su tiempo.

Escritoras, con o sin seudónimo: 22.- Carmen de Burgos (1867-1932) España

19 febrero 2022

19 febrero 2022

La almeriense Carmen de Burgos era hija de un andaluz propietario de varias tierras y un cortijo. Bate el récord de seudónimos -seis- desde Perico el de los palotes, hasta Colombine, el que más utilizó. Fue la primera mujer reconocida en España como periodista profesional. Comenzó escribiendo de moda, pero también hizo campaña para la legalización del divorcio y a favor del sufragio femenino y tras el desastre del Barranco del Lobo en el Rif, en 1909 ejerció como corresponsal de guerra del diario El Heraldo de Málaga, convirtiéndose así en la primera mujer española corresponsal de guerra. Tuvo una larga relación con Ramón Gómez de la Serna y durante la Segunda República fue Presidente de la Cruzada de Mujeres Españolas y vicepresidente primero de la Izquierda Republicana Anticlerical. Autora de varias novelas, infinidad de relatos y ensayos fue eliminada del mapa literario y periodístico español por el franquismo que ninguneo su obra y consideró a la escritora, exclusivamente, como la amante de Ramón Gómez de la Serna.

Escritoras, con o sin seudónimo: 21.- Edith Wharton (1862-1937) Estados Unidos

16 febrero 2022

16 febrero 2022

Neoyorkina de nacimiento, pero europea de corazón. Cruzó el océano 66 veces, entre Estados Unidos y Europa hasta establecerse definitivamente en París a los 45 años. Representa el equivalente femenino a Henry James -de quien fue gran amiga- en su admiración del arte y la cultura europeas. La I Guerra Mundial la sorprendió en Francia y gracias a sus contactos con el gobierno consiguió un permiso para recorrer el frente en motocicleta para escribir sobre el conflicto e informar sobre las necesidades de los hospitales . Le fue concedida la Legión de Honor por su dedicación y sacrificio trabajando en la Cruz Roja para los refugiados. Ayudó a intelectuales y artistas de Montmatre y Montparnasse, recibió la medalla de oro del Instituto Nacional de las Artes y las Letras de USA y ganó el Premio Pulitzer por La edad de la inocencia. También fue diseñadora y paisajista.

Escritoras, con o sin seudónimo: 20.- Ann Radcliffe (1764-1823) Reino Unido

12 febrero 2022

12 febrero 2022

Reina por derecho propio de la novela de terror gótica, cuyo origen se encuentra en la novela de Horace Walpole El castillo de Otranto, su nombre figura hoy en un lugar de honor solo reservado a los clásicos del género como Charles Maturin, Mathew Gregory Lewis, William Thomas Beckford, Mary Shelley o Bram Stocker. Sus libros tuvieron un éxito inmediato entre las lectoras jóvenes de clase media y alta, subyugadas por la fórmula Radcliffe: joven inocente y heroica en el marco de un siniestro castillo y en manos de un ser misterioso, Dio a la historia del género algunos títulos ya legendarios como Los misterios de Udolfo, o El Italiano y ejerció una gran influencia en escritores un tanto alejados del género como Jane Austen, Walter Scott o el mismísimo Lord Byron. Otros grandes del terror y del misterio como Edgar Allan Poe o Wilkie Collins también están en deuda con ella.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Estamos en directo en nuestro canal de Twitch
Sígue nuestros directos en Twitch