10 August 2022 Televisión online con redacción web

BLONDE de Joyce Carol Oates

Particular homenaje a uno de los iconos indiscutibles del siglo XX: MARILYN MONROE una mujer, una actriz, que tuvo una vida desgraciada y, a pesar de ello, iluminó nuestras vidas.


BLONDE de Joyce Carol Oates
Hace unos años que leí este libro por primera vez. Fue en una edición de finales del 2000 de Plaza & Janés, pero el momento no fue el más adecuado. Coincidió con una serie de viajes y solo podía leer algún capítulo de vez en cuando y de forma apresurada. Entonces me prometí que volvería a leerlo, más adelante, como debe ser: sin prisas y sin pausas. Ayer tarde lo acabé y todavía me duele. Su autora es la norteamericana JOYCE CAROL OATES, una de las mejores narradoras del momento, profesora en varias universidades norteamericanas, ganadora de importantes premios y eterna candidata al Premio Nobel de Literatura. Su obra fue finalista del Premio Pulitzer y es, sin duda, uno de los mejores de los más de cien que lleva publicados. Oates lo titula BLONDE. UNA NOVELA SOBRE MARILYN MONROE, algo absolutamente necesario en el país por excelencia de los juicios y demandas por difamación. Tanto es así que muchos de los protagonistas, completamente reconocibles por otra parte, no son citados por sus verdaderos nombres, sino por apelativos como EL DEPORTISTA (Joe Di Maggio) o EL DRAMATURGO (Arthur Miller).
Ni qué decir tiene que Joyce Carol Oates está a años luz de los habituales mercachifles de bulos que suelen aparecer periódicamente en las tertulias televisivas de algunas cadenas. Su novela, a cuya redacción dedicó muchos años, se sustenta, como no podía ser menos, en un trabajo de documentación que ha tenido en cuenta gran parte del material publicado sobre la actriz con anterioridad (Obras de Norman Mailer y Donald Spoto entre otros, testimonios de personas cercanas a Marilyn, además de todo el caudal informativo presente en multitud de artículos y entrevistas). En resumen, estamos ante un trabajo de enorme seriedad que nada tiene que ver con el panfleto publicado por quien fuera su empleada de hogar, escrito por algún negro “literario” de tercera, experto en el trabajo sucio, con el objetivo puesto en el dinero fácil y en el que se ofrecía un retrato completamente distorsionado de quien ha sido y sigue siendo uno de los principales iconos del siglo XX. Empecemos por un retrato de la protagonista necesariamente resumido: Nacida Norma Jean Backer era hija de padre desconocido y de una cortadora de negativo de un laboratorio cinematográfico de Hollywood con graves trastornos psiquiátricos, razón por la que internada en una institución para enfermos mentales después de haber intentado matar a su propia hija. La niña Norma ingresó en un orfanato por esta causa a los ocho años de edad, de donde no saldría hasta que un matrimonio de acogida la adoptó, cuando ya era una bella adolescente. Pero resultó que el marido empezó a mirar a la niña con ojos distintos a los de un padre y su mujer, presa de los celos, no tardó en arreglar una boda apresurada con un joven de la vecindad para quitársela de encima. Como era de esperar el primer matrimonio de Norma duró poco. Su marido se enroló en el Ejército para combatir en la II Guerra Mundial y Norma, prácticamente abandonada, terminó divorciándose.
Obligada a ganarse la vida buscó trabajo y lo encontró como modelo de un fotógrafo llamado Otto Öse que fue el primero en aprovechar su talento para el posado y que acabó siendo el autor de una fotografía que daría la vuelta al mundo y se convertiría en un calendario erótico imprescindible en las paredes de talleres y garajes: en ella y en un plano picado una hermosa mujer desnuda y de perfil se ofrecía a los ojos del mundo tumbada sobre una especie de cortina de terciopelo de color escarlata. Por ese trabajo, Otto Öse cobró 1000 $, de los cuales ¡50! fueron para Marilyn. Este estigma la persiguió durante mucho tiempo y a lo largo de su carrera siempre estuvo infravalorada a la hora de cobrar la nómina. En sus últimas películas llegó a ganar 100.000 dólares por su trabajo mientras que actrices como Elizabeth Taylor no se cotizaban por menos del millón de dólares. También empezó a trabajar en pequeños papeles en películas como la célebre “Amor en conserva” de los hermanos Marx, donde su súbita aparición casi le hacía perder el bigote pintado al inefable Groucho. Su primer papel de relieve lo consigue en LA JUNGLA DE ASFALTO de John Huston y es ahí donde. realmente, tiene su origen la leyenda Marilyn Monroe. Es en esta película donde la actriz demuestra palpablemente que, sin apenas notarlo, es capaz de robar el plano a cualquier actor o actriz que se le ponga por delante. En las secuencias con el veterano Louis Calhern, solo existe Marilyn, ella es la única persona viva en la escena, los ojos del espectador no se apartan ni un instante de la maravillosa mujer rubia platino que enamora a la cámara y que fagocita todo lo que hay a su alrededor. ¡Ha nacido Marilyn Monroe! Una bomba sexual de una naturalidad e ingenuidad aplastante que nada tenía que ver con sus precedentes, las actrices devoradoras de hombres como Mae West o Tallulah Bankead. Marilyn es sexo, pero también es inocencia y belleza y esa es una combinación a la que nadie puede resistirse.
Luego vendrían otras películas como NIÁGARA, LA TENTACIÓN VIVE ARRIBA, BUS STOP, LOS CABALLEROS LAS PREFIEREN RUBIAS y las primeras sensaciones se confirman plenamente. Donde está Marilyn, los demás son invisibles. El ejemplo perfecto es EL PRÍNCIPE Y LA CORISTA. El laureado intérprete shakespeariano Laurence Olivier es un personaje acartonado que Marilyn, simplemente, borra del mapa con su mera aparición. En el camino quedó su segundo marido Joe DiMaggio, el mejor deportista del momento en EEUU que no pudo soportar los tremendos celos causados por el trabajo de su esposa. Intentó por todos los medios apartarla del cine, pero, al final el divorcio se hizo inevitable. Marilyn, siempre insegura, quiso buscar seguridad intelectual -algo que le importaba mucho- y la encontró en el mejor dramaturgo norteamericano, ARTHUR MILLER, pero solo fue temporal. VIDAS REBELDES, de nuevo con John Huston, basada en una novela de Miller reunió a tres figuras de Hollywood marcadas por la tragedia y la cercanía de la muerte: Marilyn, Clark Gable y Montgomery Clifft. El primero en morir fue el inolvidable Red Butler de “Lo que el viento se llevó”, una auténtica leyenda del cine que también fue su único sostén durante el rodaje. Como ya era habitual, la prensa consideró que Marilyn fue la causa de su muerte. Luego, otro divorcio. El de Arthur Miller, producto del aborto que sufrió en su casa cuando Marilyn daba de comer a sus gatos. Antes ya tuvo otro aborto, en sus años de frenesí compartidos con la pareja Class Chaplin y Edward Robinson hijo. Los dos eran homosexuales pero tuvieron en más de una ocasión un “menage a trois”. En uno de ellos MM quedó embarazada sin saber de quién, abortando poco después por accidente o para poder rodar su siguiente película. Y, como remate, el asunto presidencial. Todavía hay quien defiende a John Fitgerald Kennedy (y es que el cargo hace mucho). Se trata de gente que ignora quiénes eran en realidad los Kennedy. El patriarca fue un irlandés que se hizo multimillonario durante la Ley Seca con el contrabando de alcohol y que no dudaba en recomendar a sus hijos que se acostaran con todas las mujeres que se encontraran en el camino. Y los hijos siguieron su consejo al pie de la letra, Así describe Oates el “momento Marilyn”: ¿Esa rubia es Marilyn Monroe? Y el macarra per excellence respondió que sí, que era una conocida suya. Despanpanante, ¿eh? Pero algo chalada. Con aire pensativo el Presidente preguntó: ¿Ya he salido con ella? (…) Si no lo he hecho, conciértame una cita. PRONTO (…) Solo quiero un revolcón en la cabaña. Si hay tiempo, dos”. Y hubo cita. Varias citas. Se intercambiaron algunas confidencias pero el trato que Kennedy dispensó a Marilyn fue el que dispensaría a una simple prostituta. No tardaría en cerrarle todas las puertas y en darla en préstamo a amigos y familiares. Pero sus amigos de la pandilla, con los que Kennedy hacía bromas a menudo sobre MM y entre los que estaba su cuñado Peter Lawford (Mujercitas), no dudaron en convencerla para actuar en la fiesta de cumpleaños del “Presi”, para cantarle el “Happy birth day” lo cual acabó costándole el despido del rodaje de su última película y una solicitud de indemnización de la productora por un millón de dólares. Sin embargo, aquella relación le iba a costar mucho más cara a MM. Se sabe que el FBI tenía un voluminoso dossier con abundantísima información sobre la actriz. Allí estaba todo: sus ideas políticas, sus abortos, sus antecedentes familiares. Y eso no era nada bueno para ella, entre otras cosas porque también se rumoreaba que había quedado embarazada de John F. Kennedy. Es curioso, Joyce Carol Oates, ni se plantea el tema del suicidio. Alguien al que llama EL FRANCOTIRADOR la visitó en su casa a altas horas de la noche. MM estaba profundamente dormida “El Francotirador sacó una jeringuilla del maletín. Un médico contratado por la Agencia la había preparado con Nembutal líquido (…) sin prisas dio vueltas alrededor de la cama calculando el mejor ángulo de ataque. Debía ser un ataque rápido y certero tal y como le habían ordenado (…) Finalmente se inclinó sobre el lado izquierdo de la mujer inconsciente y mientras ella respiraba hondo, levantando la caja torácica le hundió la aguja de quince centímetros en el corazón.”
El siguiente sería John F. Kennedy. La verdad, yo no se quién le mató, pero sí se quién no lo hizo. Y Oswald, no fue. Sobre esto tengo testimonios directos de muy alto nivel. Hace dos o tres años mi hijo Sergio -periodista- entrevistó en Moscú al Teniente General Leonóv, exvicepresidente del KGB. Leonov hablaba perfectamente castellano porque había vivido muchos años en América Latina donde había sido amigo e intérprete de los Castro y del Che Guevara con Jruschov y también embajador de la URSS en México. Estando en este país conoció en la Embajada a Lee Harvey Oswald poco antes del magnicidio. Leonov le contó a mi hijo que era imposible que Oswald fuera el asesino de Kennedy porque, sencillamente, tenía el mal de Parkinson muy avanzado y en consecuencia temblaba tanto que era incapaz de acertar a un elefante a cinco metros de distancia. Para terminar, hace unos días publiqué en Facebook un texto de BLONDE en el que quería reflejar la inteligencia y el sentido del humor de Marilyn. En los comentarios no tardó en aparecer un tipo afirmando que era una rubia tonta y una “putilla”. En el Hollywood de su tiempo residían doscientas bellezas de ambos sexos por metro cuadrado esperando su oportunidad para conseguir unas migajas de éxito. Mientras tanto esperaban trabajando como camareros, dependientes o lo que saliera. Se presentaban a todos los casting y estaban dispuestos a todo porque la industria estaba y está dominada por buitres sedientos de riqueza, sexo y poder. No se puede contar con los dedos de mil manos las carreras de actores y actrices, hoy de prestigio, que tuvieron que sufrir humillaciones sexuales sin cuento para lograr sus objetivos, porque Hollywood ha sido, es y será una una jungla. Pero, bueno, no quiero aventurar. El movimiento Me Too es solo la punta del iceberg, aunque también es verdad que muchos y muchas aspirantes al estrellato, también se aprovecharon de la situación. Conozco mejor el caso de España y se de productoras donde el primer mueble que se coloca en el despacho del productor es un sofá cama. Y de los casting, para qué vamos a hablar. En uno de ellos se buscaban chicas de entre 18 y 20 años para un programa de TV que volvía en olor de multitudes. Se presentaron más de 1000 chicas, para seleccionar 20 ó 30. Los de producción les dijeron que se fueran desnudando y que enseguida les harían entrega del vestuario. Al cabo de un rato les dieron un minúsculo tanga. Solo tres chicas de las mil lo devolvieron y abandonaron el local. No busco polémicas ni nada parecido, ni siquiera critico lo que pensé que se daba por supuesto. Solo pido que se respete la memoria de una mujer y una actriz inolvidable que vivió una trágica existencia, que sufrió lo indecible por la situación de su madre y la imposibilidad de conocer a un padre que jamás apareció en su vida. Llamar “putilla” a Marilyn a estas alturas me parece una abominación y una increíble falta de respeto a una de las personalidades más reconocidas y reconocibles de todo el siglo XX, pero, en cualquier caso no viene a ser más que la repetición de una afrenta que ya sufrió en su vida. En cierta ocasión estaba en una rueda de prensa cuando le hicieron llegar un bonito sobre lleno de corazones pintados. Marilyn lo cogió y lo apretó contra su pecho pensando que se trataba de una carta de su padre. Estaba deseando que acabara la rueda de prensa para leer la carta. Cuando acabó, subió corriendo a su habitación del Hotel, abrió el sobre y vio que en su interior había un trozo de papel higiénico con la siguiente palabra escrita con excrementos: P U T A.
Facebook Comments
Publicidad
Related Posts

El cine español en el recuerdo: 36.- Lola Montes (1944)

9 agosto 2022

9 agosto 2022

Varis años antes de que Max Ophüls dirigiera su famosa película del mismo titulo, el español Antonio Román dirigió esta película que fue interpretada por la actriz española Conchita Montenegro, pionera en los estudios de Hollywood donde llegó a trabajar con importantes directores norteamericanos.

El cine español en el recuerdo: 35.- Empezó en boda

8 agosto 2022

8 agosto 2022

Sara Montiel y Fernando Fernán Gómez recuerdan sus experiencias en esta película, con argumento, guion y dirección del italiano Rafaello Matarazzo, producida por Filmófono en 1944

El cine español en el recuerdo: 34.- El testamento del virrey (1944)

7 agosto 2022

7 agosto 2022

El húngaro Ladislao Vajda, hace aquí su tercera película española, después de Doce lunas de miel y Te quiero para mí. Años más tarde llegarían sus grandes éxitos en el cine español: Carne de horca, Tarde de toros, Marcelino, pan y vino o El cebo, entre otras.

El cine español en el recuerdo: 33.- El destino se disculpa (1944)

6 agosto 2022

6 agosto 2022

Nueva incursión en la comedia del director de Raza y El escándalo, protagonizada por Rafael Durán y con Fernando Fernán Gómez incorporándose a la nómina de los actores destacados del cine español.

El cine español en el recuerdo: 32.- El clavo (1944)

5 agosto 2022

5 agosto 2022

Un cuento de Pedro Antonio de Alarcón sirve de base a la película del mismo título que, interpretada por Amparo Rivelles y Rafael Durán, llevó a la pantalla en 1944 con gran éxito

El cine español en el recuerdo: 31.- Adversidad (1944)

4 agosto 2022

4 agosto 2022

Influenciado por el cine del "Indio" Fernández, Miguel Iglesias lleva a la pantalla en 1944 ADVERSIDAD, según un clásico de la literatura catalana, Solitud, de Víctor Catalá, seudónimo literario de la escritora Catalina Albert.

El cine español en el recuerdo: 30.- Eloísa está debajo de un almendro (1943)

2 agosto 2022

2 agosto 2022

Basada en la famosa comedia del mismo título de Enrique Jardiel Poncela, supone para Rafael Gil el encuentro con el famoso comediógrafo español. Jardiel escribió los diálogos de esta obra en una sola noche y en ella cuenta una historia que comienza con la vuelta a España de Fernando, que ha pasado diez años estudiando en Bruselas. En la casa paterna encuentra una extraña nota de suicidio redactada por su padre.

El cine español en el recuerdo: 29.- Su excelencia, el mayordomo (1942)

1 agosto 2022

1 agosto 2022

Primer largometraje del prolífico director barcelonés Miguel Iglesias Bonns, interpretado por María José Simó y Luis Prendes, un director que siempre ha confesado dirigir cine comercial, pero siguiendo las pautas del cine norteamericano y alejado del cine folklórico español de su época.

El cine español en el recuerdo: 28.- Huella de luz (1942)

30 julio 2022

30 julio 2022

Una vez más el director Rafael Gil volvería a inspirarse en un texto de Wenceslao Fernández Flórez para convertirlo en una de sus obras cinematográficas más notables. Los intérpretes Antonio Casal e Isabel de Pomés contribuyeron al éxito de esta película con resonancias del cine de Frank Capra.

El cine español en el recuerdo: 27.- Goyescas (1942)

28 julio 2022

28 julio 2022

El actor y director Benito Perojo, realizó en 1942 esta película basada en la ópera de Enrique Granados, con argumento de Fernando Periquet. Según su protagonista, Imperio Argentina la película se rodó por amor, aunque había otras buenas razones para que esta historia se llevara a la pantalla.

El cine español en el recuerdo: 26.- Cristina Guzmán, profesora de idiomas (1943)

27 julio 2022

27 julio 2022

La novela Cristina Guzmán, profesora de idiomas de Carmen de Icaza fue llevada al cine en 1943 con Marta Santa Olalla, Lily VIcenti e Ismael Merlo interpretando a los principales personajes. Esta película, dirigida por Gonzalo Delgrás pasaría a la historia de nuestro cine al suponer el debú cinematográfico de uno de los actores y directores más importantes del cine español: Fernando Fernán Gómez.

Esther Williams. La sirena de América

25 julio 2022

25 julio 2022

Si María Móntez fue la "reina del Technicolor", la estadounidense Esther Williams consiguió el sobrenombre de "la sirena de América", gracias a una serie de musicales acuáticos interpretados por la actriz y nadadora a lo largo de las décadas de los años 40 y 50. Su película fetiche fue Escuela de sirenas (1944), junto a Red Skelton, en la que fue dirigida por George Sidney.

Errol Flynn: El demonio de Tasmania

24 julio 2022

24 julio 2022

Prototipo del héroe justiciero de los años 40 y 50, Errol Flynn encabezó un grupo de actores que se disputaron, aupados por sus respectivos Estudios, la herencia dejada por el inolvidable Douglas Fairbanks. La vida de Errol no fue todo lo ejemplar que debería y falleció a los cincuenta años de edad, víctima de sus grandes excesos. Robín de los Bosques, realizada en 1938 fue la película que labró su fama.

María Móntez: La reina del Technicolor

22 julio 2022

22 julio 2022

Un repaso apresurado a la carrera cinematográfica de la actriz dominicana María Móntez, hija de un diplomático español, que fue denominada "La reina del Technicolor", gracias a la enorme popularidad que le dieron algunos de sus trabajos realizados a lo largo de los años 40. Su carrera quedó truncada al fallecer a la temprana edad de 39 años después de darse un baño excesivamente caliente en un hotel parisino.

El cine español en el recuerdo: 25.- Canelita en rama (1942)

22 julio 2022

22 julio 2022

E n 1942 Eduardo García Maroto lleva al cine esta película con guion de Antonio Guzmán Merino. Interpretada por las folklóricas Pastora Imperio y Juanita Reina, llegará a convertirse en el mayor éxito comercial de su director y supuso para Juanita Reina el trampolín perfecto para su carrera en el cine.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Estamos en directo en nuestro canal de Twitch
Sígue nuestros directos en Twitch