Entrevista por correo. México/España

Moriarty. Noviembre 2019

Selma Ancira nació en la ciudad de México en 1956. Es traductora de literatura rusa y de literatura griega moderna. Ha traducido, entre otros autores, a Pushkin, Dostoievski, Bunin, Bulgákov y Pasternak, así como a Seferis, Ritsos, Kampanelis y a María Iordanidu. Fue ella quien descubrió al público hispanoparlante la obra de Marina Tsvietáieva de quien ha traducido casi la totalidad de su prosa. En 2008 recibió la Medalla Pushkin, máximo galardón con el que Rusia condecora a los artistas extranjeros. En 2009 obtuvo el XII Premio de Traducción Ángel Crespo por su traducción de Viva voz de vida, de Marina Tsvietáieva. En 2010 recibió en la ciudad rusa de Elábuga el Premio de Literatura Marina Tsvietáieva por sus traducciones de la poeta, y en Koktebel, Ucrania, fue merecedora del Premio Literario Maximilián Voloshin. En 2011 ha sido galardonada con el Premio Nacional de Traducción por el conjunto de su obra. Reside en Barcelona desde 1988. En 2012 ha recibido el Premio de Traducción Literaria Tomás Segovia, y en 2016 el Premio Read Russia a la mejor traducción.

La traductora SELMA ANCIRA, Premio Nacional de Traducción

¡HAY OTRAS FORMAS DE ENTENDER LA VIDA! (Lev Tolstói)

Entrevista con SELMA ANCIRA, traductora de EL CAMINO DE LA VIDA de Lev Tolstói (Editorial ACANTILADO)

Moriarty .- “El camino de la vida” fue publicada en ruso en 1911, varios meses después de la muerte de Tolstói. Un año después, en 1912, se publicó en francés, siete años más tarde se publicó en inglés y en 2010 fue publicada en italiano, con motivo del centenario de la muerte de Tolstói. ¿Cómo es posible que haya tardado tanto tiempo en ser publicada en España y en el resto del mundo hispanohablante?

Selma Ancira.- No lo sé. Hay cosas inexplicables. Quizá porque a Tolstói se le conoce sobre todo por sus novelas y es lo que se traduce una y otra vez. Quizá porque es un libro que le exige al lector, y por supuesto al traductor, un constante cuestionamiento sobre su propio camino en la vida. Quizá simplemente porque, por suerte para mí, no le había llegado su momento… No lo sé. 

M.- “El camino de la vida” es, realmente, una compilación de pensamientos de algunos grandes escritores sobre la vida en general, pero ¿cuál es el origen del libro y qué pretendió Tolstói al escribirlo?

S.A.- La idea de Tolstói sufrió varias metamorfosis hasta convertirse en lo que el lector tiene ahora en las manos. Primero los pensamientos se reunieron para hacer un calendario que se llamó Pensamientos de hombres sabios para cada día. Luego se agruparon en un volumen titulado Círculo de lectura y finalmente El camino de la vida. Y sí, es una compilación de pensamientos de grandes sabios de la humanidad, destinada a despertar en el ser humano la conciencia.

M.- ¿Qué temas aborda Tolstói en “El camino de la vida”?

S.A.- Aborda 31 temas trascendentales que van desde La fe hasta La muerte y más. El libro está pensado para que el lector aborde un capítulo por día y al cabo de un mes tenga una percepción distinta de la vida y de la responsabilidad que tiene consigo mismo y con sus congéneres.

M.- ¿De qué fuentes extrajo Tolstói las citas que aparecen en el libro?

SA.- De libros, de revistas, de compilaciones de pensamiento, de antologías, incluso de calendarios. Para él lo importante era que los pensamientos tuvieran valor por sí mismos.

M.- ¿Es cierto que llegó a modificar tanto los pensamientos de otros escritores como los suyos propios? ¿Con qué objeto?

S.A.- Probablemente con la idea de que el lector pudiese entenderlos con mayor facilidad, y también para que en el texto final se hilvanar bien unos con otros.

M.- Hablemos de la figura del traductor. Su trabajo a nosotros nos parece, en general, de una gran responsabilidad. Pero cuando, como en este caso, se trata de una obra de uno de los grandes de la literatura universal, como Tolstói, la responsabilidad es enorme por multitud de razones. En tu caso ya habías traducido varias obras de Tolstói, pero en “El camino de la vida” ¿te has encontrado con algunas dificultades añadidas?

S.A.- Aquí la dificultad mayor fue que cada pensamiento se sostuviera por sí mismo. Un libro como éste no da margen de juego.

M.- ¿Crees que “El camino de la vida” sigue conservando actualidad o el mundo ha cambiado tanto que la pretensión de su autor de que llegara a convertirse en el libro de cabecera de millones de personas es hoy casi inalcanzable?

TOLSTÓI y su mujer, SOFÍA BEHRS

S.A.- Creo que Tolstói toca temas que siguen cimbrando a los seres humanos. Creo que en el mundo maltrecho y convulso en el que vivimos, la exhortación de Tolstói a los seres humanos: “¡Despierten, no se puede vivir así! ¡Hay otras formas de entender la vida!”, es más que vigente.

M.- Además de la “Correspondencia” y los “Diarios” de Tolstói, has publicado una gran obra, “Así era Lev Tolstói” en la que llevas a cabo un retrato del gran escritor ruso apoyándote en diversos testimonios de personas de su entorno y  de especialistas de su obra. El público lector conoce “Guerra y Paz” y “Ana Karenina”, pero ¿crees que es necesario estar al tanto de su vida para tener un mayor conocimiento de su obra?

S.A.- La tercera gran novela de Tolstói, junto con “Guerra y Paz” y “Anna Karénina” es, a decir de los especialistas rusos, su propia vida. Mi idea, al publicar sus Diarios, su Correspondencia y los volúmenes titulados “Así era Lev Tolstói” es acercar a los lectores de habla hispana a esa tercera gran novela, su vida. “El camino de la vida” es el capítulo final de esa “novela”. Imposible entender a Tolstói cabalmente, sin conocer el desarrollo de su pensamiento.

M.- Estás considerada como la mejor traductora de la literatura rusa al castellano y no solo por tus traducciones de Tolstói, sino porque también has traducido a otras importantes figura de las letras rusas, entre ellos a Bulgakov, Bunin, Pasternak o Dostoievski y también eres una gran especialista en literatura griega. ¿Es importante que el traductor o traductora se especialice en un determinado autor o en un tipo determinado de literatura?

S.A.- Cada traductor es un mundo. Yo únicamente puedo hablar por mí. Para mí sí. Para mí es importante sentirme bien con mis autores. Conocerlos a fondo. No sólo lo que escribieron, sino lo que leyeron, los lugares que conocieron, en fin, acercarme a ellos lo más posible. Considero que mientras mejor conozco al autor, mejor lo entiendo y mejor puedo reescribir su literatura.

M.- A lo largo de tu carrera has recibido importantes premios, tanto en España como en otros países, entre ellos el Premio Nacional de Traducción en España, en 2011. ¿Se puede decir que un traductor alcanza su mayor nivel cuando su nombre figura en la portada de un libro junto al del propio autor?

S.A.- No creo. Eso es algo que depende de la política de la editorial.

Muchas gracias y un cordial saludo.

De nada. Con mucho gusto.

Moriarty. Noviembre 2019

876 total views, 0 views today