Hola Armesilla, soy Álvaro, autor del vídeo. Veo positiva la repercusión que está teniendo mi trabajo y el de mis compañeros. Agradezco profundamente las críticas constructivas y considero que la tuya así lo es. Pero te diré también que estoy en desacuerdo con muchas de ellas.

Así que no me queda otra que responder.

Decir en un primer lugar, que el hecho de que el título sea así es por mero clickbait, no porque pensemos que todos los catalanes quieren la independencia. Sí, usamos clickbait, somos lo peor. Pero si no lo hubiésemos hecho quizás no tuviésemos ni 10.000 visitas. Ser revolucionario no es solo decir cosas muy enérgicas, sino que tu discurso llegué a la gente y te entiendan. Te sorprendería, igual que a mí me ha ocurrido, la de personas del PSOE o PP a las que les ha gustado el vídeo y luego ha visto otros como en el que desmontamos a los Cascos Blancos.

Me hacen gracia los ultranacionalistas enfrentados que nos insultan. Es bonito ver que es cierto eso de que el nacionalismo desmedido es un anteojero.

Bien, ahora iremos rápidamente a las nuevas tesis de Abril:

  1. Independientemente de su objetivo y fin, se rompió toda relación con las instituciones “falseadas” españolas y se llamó a la obediencia absoluta a las instituciones de la Generalitat depositando todo el poder en ella y en los catalanes. Por tanto, es un momento de ruptura válido, y también de independencia de las instituciones españolas siendo así un golpe de Estado en toda regla. Pero aceptamos en este caso tu crítica.

  2. Correcto, y evidentemente en dicho Estatuto de Autonomía se reconoce a Cataluña como nacionalidad histórica…

  3. Por supuesto, y reconocemos ello en los comentarios. Es una monarquía compuesta, no lo negamos y tal y como aclaramos en los comentarios si utilizamos dichos términos es porque es un vídeo divulgativo. Si explicamos la diferencia entre la organización administrativa defendida por los Borbones y los Habsburgo no serían 9 minutos de vídeo (dura 10, pero por los recursos.)

  4. Ya nos dirás donde hablamos de naciones políticas antes del siglo XVIII…

  5. Ya nos dirás donde decimos que se crea un Estado Independiente, decimos muy claro “Sublevación de Cataluña” en el marco de “momentos de rupturas”. Lo que has añadido lo tenemos en el borrador del vídeo, que fue quitado por hacer el vídeo más breve y facilitar su difusión, cosa que conseguimos y nos alegramos.

  6. No, ni tampoco hablamos de mil millones de cosas más relevantes. Es lo que tiene tener que explicar en 3 caras de Word por qué el 80% de los catalanes quieren un referéndum y aproximadamente la mitad de su población la independencia (no sabemos cuántos, por eso de que no pueden votar y tal) Aunque tomamos nota de la crítica. Si hoy día repitiéramos el vídeo, le dedicaríamos un poco de tiempo.

  7. Ya nos dirás donde decimos que el Estatuto de Autonomía de Cataluña no sigue vigente. Hablamos de que se declararon inconstitucionales X artículos.

  8. Nos encantaría que alguien diese una visión de clase del conflicto catalán en forma divulgativa en un vídeo de 1 minutos y que consiga alcanzar las 200 000 visitas que este vídeo va a alcanzar.

No voy a entrar en que una persona que tiene a Lenin en su foto de perfil de Twitter niegue el derecho de autodeterminación de los pueblos (que igual en tu libro explicas que Lenin estaba en contra, a saber) ni en la espiral de comunistas que viran hacia posturas ultranacionalistas. A nivel personal estoy en contra de la independencia y creo que cualquier español que esté a favor de la separación de Cataluña debería mirarse la cordura, la lógica y el porvenir del sentimiento autodestructivo (caída del 25% del PIB, tensiones, aumento del fascismo, caída del Estado de Bienestar, aliento al independentismo de Euskal Herria, etc).

Ahora bien, tras ver lo que he visto en Cataluña (más los datos, libros y artículos leídos) veo una creciente polarización. Amigos independentistas proclamando consignas como “habrá urnas o violencia” u otros que ayer eran profundamente progresistas hablando del 155 y de “aplastar a los catalanes” (que no son más que ancianas, madres, estudiantes, trabajadores y jubilados hartos del autoritarismo, que construyen sus ilusiones en base a un relato mesiánico del futuro paraíso catalán).

Es curioso como la semana pasada en Plaza Cataluña -mientras cubría el conflicto- pude comprobar como unos ultranacionalistas españoles reventaban a palos a un chaval por llevar una estelada. Intervine, y tras tratar de separar a la horda fascista que parecía que le iba a reventar la cabeza a patadas, un extranjero de origen croata  comenzó a  gritar “¡Parad!, ¡parad! ¡Así empezó mi país!”. (Por cierto, la policía nacional estaba a menos de 50 metros sin hacer nada).

Curiosa también otra experiencia que viví, presenciando como una señora de 100 años votaba entre lágrimas mientras todos los allí presentes aplaudían.

Curioso también como cuando los antidisturbios rodeaban a la gente, estos se daban la mano y cantaban el himno fruto de la revolución social de 1640 (aunque escrito en el XIX) amedrentándoles.

Curioso como una señora de 78 años del PP me decía que no iba a votar, pero tras ver las fotografías de personas de su edad siendo apaleadas, se decantaba por votar y lo haría por el sí.

Curioso…

Si algo nos ha enseñado la historia, es que cuando no hay urnas, hay balas. Cuando se detienen movilizaciones pacíficas, se alimentan las revoluciones violentas.

Y entonces llegarán los muertos. El sistema de representación oligárquica en el que vivimos precisamente debe evitar esto, la violencia, y eso solo se logra mediante el acuerdo. A cada carga crece la independencia. Quizás es hora de plantearse si la férrea defensa de la constitución con menos reformas de Europa es la mejor forma de resolver el problema catalán.

Pero bueno, quizás no goza del mayor rigor alguien que llama socialfascista a Pablo Iglesias, usa “socialdemócrata” como insulto, o dice que Rajoy y Anguita están en el mismo bando… Pero bueno, pues molt bé, pues adiós.

FurorTV no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Compartir
Artículo anteriorErrekaleor Bizirik, el barrio autogestionado más grande de España
Artículo siguienteCuenta atrás para el #Akubierto
Cántabro exiliado en Madrid. Estudiante de Historia y Ciencias Políticas y Gestión Pública en la URJC. Colaborador en el programa de radio "Central Vicálvaro". Inquieto por comprender el mundo y entre tanto luchando por un planeta con conciencia.