Quiénes somos

Según el estudio anual de la Asociación de la Prensa de Madrid en 2014, la gran mayoría de los periodistas, un 76’3%, ha sufrido reducciones de salarios, y tan solo un 20% declaran no haber recibido nunca presiones para que modifiquen de forma sustancial sus informaciones. Además, sólo un 28% de los periodistas trabaja en una empresa en la que no ha habido despidos.

Parece lógico que los periodistas estén más preocupados por la precariedad que por las buenas prácticas, y que en una situación de vulnerabilidad laboral, se infrinja constantemente el derecho de acceso a la información.

Por otra parte, de la precariedad en el ámbito de la comunicación y el periodismo se enriquecen un buen número de grandes empresas y diarios, ofertando puestos de ‘becario’ no remunerados, o pagando medio euro por artículo.

Ante todo esto, Javier Galán, presidente de la Comisión de Formación, Empleo e Innovación de la APM, aconsejó a los jóvenes periodistas que creen sus propios medios. Añadía que : “Nunca ha habido tanta demanda informativa, y con medios tan baratos como los actuales.” Y que “es ahora cuando hay que construir la industria de los medios de dentro de 30 años”.

Recordando también las palabras de Jesús Cacho, director del diario digital Vozpopuli.com, que afirmaba que “los periodistas nos hemos rendido sin luchar”, al haber denostado las viejas reglas del oficio. “Ahí está la ventana de internet para quien quiera hacer periodismo. El secreto es hacer información propia, de calidad, y competir con los poderosos, aprovechando las ventajas de la libertad y de la independencia para rescatar del fango a la profesión”.
En 2013, El País despidió a 129 empleados, y recortó los salarios de la plantilla en un 8 por ciento, mientras ese mismo año el ejecutivo de PRISA, Juan Luis Cebrián, se embolsaba más de 2 millones de euros.

Es de destacar que la mayor parte de los dirigentes actuales de los medios provenga de la misma élite económica que medró bajo el régimen de Franco.

Desde la crisis de 2008, los bancos han cambiado su deuda en los principales medios por acciones, son propietarios, y ejercen esa propiedad como en el siglo XIX. Según un informe de Reuters Digital News, los medios de comunicación españoles tienen la credibilidad más baja de Europa.

¿Y ante todo esto? En una situación de desamparo, en la que la confianza de la gente es prácticamente inexistente, surge Furor Televisión.
Somos un medio de comunicación con proyección social y sin ánimo de lucro, que reivindica el periodismo comprometido y situado.

Somos activistas de la comunicación, y concebimos el periodismo como una herramienta vital para la transformación social. Nuestra misión es promover el acceso a la información libre, veraz y de interés social, colaborar y participar en campañas solidarias, y crear contenido en búsqueda de culturizar y entretener.

Defendemos la equidad, la laicidad, la cultura libre, el feminismo y la soberanía de los pueblos.
Funcionamos mediante grupos locales de trabajo y una Junta Administrativa, siendo la Comunidad de Madrid el punto principal de afluencia.

Nuestro lema principal, y bajo el que rige toda nuestra actividad, es el de no hacer periodismo para el pueblo, sino ser pueblo haciendo periodismo.

¿Quieres formas parte del equipo? Escríbenos a seleccion@furor.tv