Ayer se presentaba Agenda Oculta en el Ateneo Republicano de Vallekas de la mano del grupo Riot Propaganda, con la participación de Facu Díaz, la segunda entrega de este grupo era esperada por parte del panorama nacional en la escena musical.

Se señalaba desde el primer momento que el grupo ha querido transformarse para este disco. El formato de este trabajo viene acompañado de un libro donde ya no resuenan grandes integrantes políticos, comentaban: “Igual ellos no quieren ser relacionados con nosotros, ni nosotros con ellos”, comentaban entre risas en la presentación. Se quiere dar voz a aquellos que por sus propios medios no llegan a tanta gente, así como Alfon o diferentes asociaciones que participan en este formato publicando cartas.

Los autores de la obra comentaban entre bambalinas el homenaje discreto que se hacía al cine, en particular el título del trabajo viene de la mano de Ken Loach, al igual que en los 80′ el trámite de la apatía y la alegría se intercalaban en el ambiente. Por otro lado, la utilización de audios de grandes obras cumbres como La voz dormida, así como el simbolismo del discurso inicial, el cual nos dejaba claro que la lucha solo tiene un camino, solo tiene un final, Hasta morir si es preciso coreaban a voces las masas sociales.

La dinámica del disco es característica y diferente al primer trabajo del grupo, el uso de otro tipo de melodías chocan contra la mente del oyente, quien no se espera el contenido musical que trae. Cada tema tiene un fín, la variedad ha quedado plasmada. Lo que es un espejo tanto de la realidad social como de los sentimientos que los compañeros y compañeras tienen en el cuerpo, la apatía, el descontento, la alegría, la euforia y la ira quedan aquí perfectamente articulados, viéndose la realidad social desde un apunte musical.

Remarcando el conjunto del disco, desde Plata o Plomo con un contenido más potente, pasando por Cambiarlo todo o La Huelga la realidad es totalmente diferente, los personajes sociales, la lucha o el papel trascendente de cada realidad es una historia que merece ser contada y que aquí tiene voz.

Dejando a un lado el conjunto musical, la presentación quedó marcada por algún que otro momento incómodo por uno de los asistentes. Tras el amargo trago, el sentimiento de participación, debate y confrontación quedaba plasmado. La mayoría de los asistentes solo éramos militantes que estábamos ansiosos porque se nos diera voz y ahí la tuvimos. Los temas ha abordar desde la propia transición musical del disco, hasta los problemas del panorama actual tales como: la extrema derecha, el problema rural y cómo afrontarlo desde la izquierda. El discurso del movimiento y tantos otras cuestiones que allí fueron tratadas.

Estuvieron cerca de la masa, es algo que al grupo por muchas discrepancias que, usted lector pueda tener con los mismos, se les debe reconocer. Dieron, dan y darán voz a quienes no pueden articular palabra, plasman una realidad social que se puede oír y ver cuando adquieres sus obras, la cercanía y compañerismo estuvo ahí estipulada como una tradición que da nombre al conjunto del grupo, por ello los asistentes os damos las gracias, los oyentes y lectores de la obra os damos las gracias, porque ante todo queda mucho camino por recorrer y como se formulaba en la charla, “no hay fórmulas mágicas”, pero la lucha continua.