Guillermo Fernández Vara y Emiliano García Page | EFE

Un día después de las elecciones vascas y gallegas, comienzan los movimientos políticos. Hoy PODEMOS ha roto el acuerdo de investidura logrado con el PSOE en Extremadura y Castilla-La Mancha.

La formación política liderada por Pablo Iglesias, PODEMOS, ha roto el acuerdo de investidura logrado en junio del 2015 en Castilla-La Mancha y que hizo presidente al socialista Emiliano García Page.

José García Molina, secretario regional de Podemos en Castilla-La mancha, ha comunicado que el presidente socialista “ha estado actuando de forma espontánea y unilateralmente durante más de un año. Ha estado más ocupado en anuncios que en obras  y más ocupado en lo que se mueve en Ferraz y en decapitar a Pedro Sánchez que en dar vida a Castilla-La Mancha”

Según Molina, el “desaliento y la vergüenza son las causas del fin del acuerdo”, que hasta día de hoy encabezaba Emiliano García Page con el apoyo de PODEMOS. Tras conocerse la decisión, el PSOE ha comunicado vía twitter que el hecho de romper el acuerdo “obedece a una estrategia de su dirección nacional para elevar la presión al PSOE de cara a posibles acuerdos de investidura”.

Horas después de conocer la ruptura del acuerdo de investidura en Castilla-La Mancha, PODEMOS también da por roto el apoyo a Guillermo Fernández Vara en Extremadura, a quien acusan de estar gobernando con el apoyo del PP mediante sus abstenciones y de no cumplir ningún punto pactado hace un año.

El presidente del gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha ofrecido el apoyo del PP en aquellas regiones donde se rompan los pactos de investidura con PODEMOS.