de Alfred Hitchcock

(“The lodger”/ “El inquilino”)

 (1927)    

                                   lodger

“Cuando un actor viene a decirme que quiere discutir su personaje, le contesto: “Está en el guion”. Si me pregunta: “¿Cuál es mi motivación?, simplemente le respondo: “Tu sueldo”.

Verdadera primera película del mago Alfred Hitchcock y primer gran éxito de este gran maestro del cine. Antes Hitchcock había dirigido “El jardín del placer” (1925) y “El águila de la montaña”, pero “The Lodger” (El enemigo de las rubias) puede considerarse como la película que inició la brillante carrera de su director. La película se basa en una novela de Belloc Lowndess que, a su vez, se basaba en un hecho real: Jack el Destripador aterrorizó a Londres entre los años 1887 y 1889 con una serie de horrendos crímenes cometidos en el barrio de Whitechapel donde degolló y abrió el vientre a once mujeres. La policía, desesperada al no poder resolver el caso, acabó recurriendo a un médium y vidente famoso que llevó las sospechas a una esfera tan alta que la investigación tuvo que detenerse. El caso nunca llegó a resolverse pero los crímenes cesaron cuando se internó en un manicomio a un miembro destacado de la nobleza británica.

lodger-2

En “The lodger” el argumento es más sencillo. Una familia toma como huésped a un hombre educado, amable, generoso, del que se enamora la hija, pero, poco a poco, va creciendo la sospecha de que el inquilino es el criminal tan buscado.

Todos los grandes elementos del cine de Hitchcock: el falso culpable, la salvación en el último minuto, el suspense trepidante, del que haría gala su cine con enorme brillantez y eficacia están aquí presentes de forma incipiente pero terminante.
El gran éxito de “The lodger” permitió a Hitchcock hacer seis películas más en Inglaterra, primero con Michael Balcon y después con la British y otros films posteriores que posibilitaron su salto al cine de Hollywood donde llegaría a debutar en 1940 con la extraordinaria “Rebeca”.

                         ALFRED HITCHCOCK                             lodger-3

                “Un buen drama es como la vida, pero sin las partes aburridas”

Nació el 13 de agosto de 1899 en Londres, hijo de un comerciante de aves al por mayor, de religión católica fue educado de forma severa y estudió en un colegio de jesuitas. Su padre estaba empeñado en que fuera ingeniero pero a Alfred le atraía el arte y  especialmente el dibujo y  en calidad de dibujante se contrató en una agencia de publicidad de donde pasó a la compañía telegráfica W.T.Henley. Pero Alfred Hitchcock frecuentaba cada vez más Wardour Sreet, la calle de las productoras cinematográficas londinenses, hasta que, al fin, consiguió trabajo como dibujante de títulos para el cine mudo. Pronto llegaría a jefe de la sección de títulos de la productora norteamericana Famous- PLayers-Lasky, que acababa de instalarse en Inglaterra. En 1922 el director de una película cayó enfermo y el protagonista, decidido a terminarla, debió recurrir al joven Hitchcock que acabó dirigiéndola. En 1922 se asoció con la actriz Clare Greet para dirigir una película, pero la empresa fracasó y la película quedó sin acabar. Entonces llegó Michael Balcon, el gran creador del cine británico y se hizo cargo de los estudios que acababa de abandonar la empresa norteamericana. Allí Hitchcock llegaría a trabajar como ayudante de dirección, decorador y montador, hasta que logró dirigir su primera película, “The pleasure garden” en 1925.

the-lodger-restauracion

Después de tres años de trabajo la Filmoteca británica (BFI) restauró 9 películas mudas del director Alfred Hitchcock, rodadas entre 1925 y 1929 y fueron proyectadas en Londres dentro del programa cultural paralelo a ,los Juegos Olímpicos. Estas 9 películas restauradas se proyectaron en el marco de la retrospectiva “El genio de Hitchcock”, la más completa dedicada al artista, e incluyó, entre otras a “El enemigo de las rubias”, cuyo estreno mundial tuvo lugar en el Barbican Centre utilizando un proyector Christie 2K DLP Cinema de la serie CP, con una nueva partitura del compositor británico de origen asiático Nitin Sawhney, interpretada en directo por la Orquesta Sinfónica de Londres y la banda de Nitin Shawney.