Pedro Sánchez | Reuters

Sábado por la noche. Las redes sociales se revolucionan haciendo que la política española, o al menos parte de ella, se haga viral en tan solo unos minutos, ¿su motivo? La dimisión de Pedro Sánchez, el ya ex secretario general del Partido Socialista de España. Tras perder una votación a mano alzada sobre su propuesta para realizar un congreso extraordinario (con primarias el 23 de octubre),  Pedro ha presentado su dimisión al Comité federal tras dos años al frente. “Para mi ha sido un honor” concluye.

Después de la dimisión de 17 miembros de la ejecutiva del PSOE, ha sido organizado un comité federal el primer día de octubre. Tras nueve horas de reunión, la votación ha concluido con un hecho histórico. Pedro ya lo había anunciado: según fuentes interiores, dejaría su cargo si perdía la votación. Y así ha sido. 132 votos le han costado su cargo.

VOTACIÓN

132 votos en contra, frente a 107 a favor. Los asistentes se han pronunciado declarando su opinión a mano alzada ya que las duras criticas y opiniones de la utilización de las urnas, que suscitaban por los críticos un posible “pucherazo”, han imposibilitado el uso de esta herramienta de sufragio. “El resultado ha sido adverso y en consecuencia, como advertí ayer (el viernes), si no prosperaba mi propuesta, yo no podía administrar una decisión que no compartía” aclaraba Sánchez minutos después del fin del comité en una rueda de prensa sin preguntas.

Los resultados de la votación han supuesto una dosis de realidad para el partido socialista. Una mitad del partido que, como se había visto en las últimas semanas, ya no reconocía a Pedro como líder junto con la otra mitad que aún permanecía a su lado, se preguntan ahora que pasará con liderazgo del PSOE. Rumores hablan de Javier Fernández (presidente del principado de Asturias) como posible candidato, pues sus intervenciones han sido tan moderadas, que no ha quedado clara su postura, no postulándose así en ninguno de los bandos. El CF se encuentra negociando una gestora provisional que cubra el partido, hasta la futura celebración del congreso extraordinario.

DECLARACIONES DE PEDRO SÁNCHEZ

“Siempre he creído que el PSOE tenía que dar una alternativa, desgraciadamente en la pasada legislatura no fue posible. El congreso era para dirimir esas dos cuestiones. Y sigo creyendo que debe ser la militancia quien decida esas cuestiones, tiempo hay. Para mí ha sido un orgullo, y presento mi dimisión. Ha sido un honor. Espero todo el acierto del mundo. Y agradeceros en nombre de la ejecutiva el trabajo que habéis realizado. Esta ejecutiva servirá de manera leal.  Es un orgullo ser militante del PSOE”