En 2011 el anterior alcalde de Badajoz, del Partido Popular, declaró que en Badajoz ”no había palomos cojos” porque ”los echaban de ahí”. Ese año. El Intermedio decidió montar una fiesta reivindicativa por todo lo alto, y desde entonces se celebra anualmente la fiesta de Los Palomos en Badajoz.

Ayer 2 de junio, más de 26.000 personas disfrutaron de la fiesta por la diversidad sexual, congregados entre el escenario de La Alcazaba y el escenario junto a Puerta Palma.

La tarde empezaba con la actuación del histórico Falete, luego actuaron varios grupos, entre ellos el extremeño-andaluz Diván du Don, hasta llegar a la actuación de la popular SoyUnaPringada junto Algar DJ a las diez de la noche en el escenario de Puerta Palma. Al terminar este, empezaba en el otro escenario el concierto más esperado de la fiesta: La Casa Azul.

La Alcazaba llena para escuchar a este grupo catalán de electropop liderado por Guille Milkyway. Al final de su concierto, mientras sonaba ”Revolución Sexual”, miembros del colectivo Triángulo protagonizaron una bonita escena, desfilando delante del escenario con las banderas LGTB+.