En Agosto de 1936, unas 4000 personas fueron asesinadas en Badajoz en uno de los episodios más crueles de la Guerra Civil. El bando franquista tomaba la ciudad el 14 de Agosto, asesinando a su paso a toda persona sospechosa. Así lo reconocía sin pudor el Teniente Coronel Yagüe, apodado ‘’El Carnicero’’ en una entrevista con el periodista John T. Whitaker para el The New York Herald Tribune: “Por supuesto que los hemos matado. ¿Qué esperaba? ¿Iba yo a cargar 4000 rojos conmigo mientras mi columna tenía que avanzar a marchas forzadas? ¿Iba yo a dejarlos libres para que Badajoz volviese a ser roja otra vez?

Este hecho es conocido como ‘‘La Matanza de Badajoz’’ y cada año, en esas fechas, distintas organizaciones políticas organizan el ‘’Agosto Antifascista’’ con distintas actividades para reivindicar que, 81 años después, se haga justicia.

Este año se han juntado siete organizaciones: La Coordinadora Estudiantil de Badajoz, CNT, SRI, Izquierda Unida, UJCE, Campamento Dignidad y Podemos, para realizar una manifestación el 14 de Agosto y un homenaje en el cementerio a la mañana siguiente. Ambos actos, junto a una masiva pegada de carteles por toda la ciudad llamando a la gente a la movilización y recordando las atrocidades cometidas, acompañados de una campaña en Twitter -con un hilo explicativo realizado por la CEB que ha contado con más de 4000 RTs y más de 400.000 visualizaciones- han dado a conocer aún más La Matanza.

Cabe destaca las actividades organizadas por AECOS (Asociación Extremeña de Comunicación Social) junto a ARMHEX: primero, una grabación de programa de radio seguido de una proyección y debate y, los días siguientes, unas visitas guiadas por los principales puntos de La Matanza, explicando con detalle lo que allí ocurrió. Pese a no estar estas actividades englobadas dentro del Agosto Antifascista, han sido muy enriquecedoras y, por ello, era necesario hacer mención de ellas, ya que actividades así tendrían que estar organizadas de manera continua e institucional.

Foto por Hernán A.G

El lunes 14 de Agosto, a las 20:30h, salió la manifestación desde Puerta Trinidad, por donde penetraron en la ciudad las tropas franquistas. Ésta recorrió algunas de las calles en las que tuvo lugar la masacre y finalizó en la antigua Plaza de Toros (que el PSOE de Ibarra decidió derrumbar enterrando en lo más hondo la historia de la ciudad), uno de los lugares más sangrientos de La Matanza y actual Palacio de Congresos. Allí se hicieron varias lecturas ante los más de 200 manifestantes así como interpretaciones musicales. Además, se colocó una placa de manera simbólica, ya que, 81 años después, el gobierno aún no ha puesto ninguna que explique lo sucedido.

Foto por Ángela Polo

A la mañana siguiente, tuvo lugar, en el cementerio, un homenaje que sucedió (a pesar de estar convocados a la misma hora) al tradicional acto de un soberbio PSOE, en el que se reivindicó “que se cumpla la Ley de Memoria Histórica y que se haga justicia’’, es decir, lo que en más de 28 años de gobierno socialista no se ha hecho nunca. El broche final vino de la mano de un violinista que, incomprensiblemente y para sorpresa de muchos -o quizás no tantos-, portaba una chapa rojigualda en su uniforme. Al margen de opiniones sobre simbologías, se trata de una absurda falta de respeto a las víctimas ya que no era ni el momento ni el lugar.

Foto por Hernán A.G

Volviendo al citado homenaje, tras la lectura de un manifiesto conjunto y las intervenciones de representantes de IU, Podemos, CNT, SRI y personas a título individual, se ha realizado una ofrenda floral depositando cada persona presente un clavel junto al ‘’monumento’’. Acto seguido, se han leído varias poesías y, para finalizar la jornada, la joven Eva Carmona, acompañada de Jaime Miralles a la guitarra, ha cantado un par de canciones que, sin duda, lograron emocionar a más de uno.

Foto por Hernán A.G

Es necesario que cada año en esta ciudad -y en toda España- se siga exigiendo dignidad, justicia y reparación hasta que, por fin, deje de ser necesario.