Sí a la Educación Pública / Manifestación 17 de diciembre, Granada

Esta mañana se ha vivido por la calle principal del centro de Granada una manifestación en defensa de la educación pública. La Gran Vía se ha llenado de organizaciones y manifestantes que pedían una mejora en la calidad de la educación para estudiantes y profesores.

La manifestación exigía, principalmente, una mayor atención en la enseñanza pública, pilar básico para muchos y muchas de esta sociedad. En este caso se preocupa, de manera especial, de la diferencia entre colegios públicos y privados, estando en contra de la privatización de colegios y universidades.

El recorrido ha sido corto, comenzado a las 12 de la mañana en la Delegación de Educación, pasando por Gran Vía y Reyes Católicos y concluyendo en la Plaza del Carmen. La manifestación ha sido tranquila y sin altercados, y la calle ha sido cortada en su totalidad siendo controlada por la policía. La marcha ha circulado con normalidad, formada por colectivos y sindicatos de estudiantes que, aunque no muy numerosos, se han movilizado con tesón como cada concentración.

Hemos podido escuchar consignas variadas en contra de los institutos privados y concertados como “de la concertada, nada nada nada”, “publica sí, privada no” y algunas propias de la ciudad como “fuera de Granada, la concertada”. Además aparecían las propias de las manifestaciones estudiantiles, que ya hemos escuchado varias veces en otras huelgas, como “la lucha es el único camino” o “que no queremos, que no nos interesa, una educación al servicio de la empresa”.

Los motivos de la huelga en contra de la privada se reflejan en los datos: en Granada (la capital) la educación concertada representa un 58% en Infantil, 62% en Primaria y un 64% en Educación Secundaria Obligatoria, demostrando como se ha incrementado la privada/concertada en contra de la pública. Esto supone, para muchas familias, una dificultad para poder permitirse costear una educación de calidad para sus hijos e hijas, que cada vez están más obligados a ir a colegios e institutos privados y concertados. Por ello todas las organizaciones y sindicatos que han participado han firmado un comunicado comprometiéndose a luchar por una educación pública y de calidad para todos y todas que sea plural, inclusiva, compensatoria y equitativa.