“Montoro, Montoro, comparte  tu tesoro”, gritaban en la manifestación los trabajadores del ayuntamiento de Madrid frente al Ministerio de Hacienda.

Los sindicatos CCOO, UGT y CSI-F han convocado una manifestación frente al Ministerio de Hacienda debido a los bloqueos del ministro Cristóbal Montoro a las negociaciones entre sindicatos y el ayuntamiento de Madrid para mejorar las condiciones laborales de los funcionarios.

Al parecer el ministro impugna todos los acuerdos sin saber si son legales o no. Eso nos ha contado Arantxa Saiz, Secretaria General de UGT de instalaciones deportivas, que exponía que particularmente llevan 10 años intentando llegar a un acuerdo de Clasificación y Homologación al personal laboral del ayuntamiento y equiparar sus condiciones laborales y salariales. Un acuerdo que, según Saiz, afecta a 5000 personas. Ahora mismo están esperando a que el Tribunal Superior de Justicia Autonómica dicte medias cautelares.

En lo que están de acuerdo los sindicatos es en que este boicot del Partido Popular a las negociaciones pertenece a un ataque político de este partido a Ahora Madrid. “Acabamos pagando siempre los trabajadores”, ha manifestado Arturo Cifuentes, responsable de Negociación del CSI-F.

Uno de los datos más impactantes es que el ayuntamiento de Madrid, gracias a la gestión de Ahora Madrid, cerró las cuentas de 2017 con un superhábit de 1120 millones de euros. Sin embargo, desde el Ministerio de Hacienda, Montoro exigía este diciembre un recorte presupuestario que tuvo como consecuencia una crisis en el gobierno de la alcaldesa Manuela Carmena. Recordamos que el pasado Diciembre se cesaba al concejal de economía y hacienda Carlos Sánchez Mato y que en plena votación de la déficit presupuestario, seis concejales de Ahora Madrid se ausentaban y PSOE y Ciudadanos votaban en contra (pese a que en noviembre Begoña Villacís, de Cs pedíala dimisión de Sánchez Mato debido a que se sobrepasaba los límites del techo presupuestario)

Respecto a estas protestas, Saiz, portavoz de UGT, ha declarado a Europa Press que le gustaría que el ayuntamiento de Madrid fuera menos legalista ya que están vulnerando las negociaciones firmadas por los sindicatos y por ellos.