Eleccione en Berlin | @fdelledonne

Los populistas de AFD entran en la cámara regional mientras que SPD y CDU no podrán renovar la Gran Coalición.

El domingo 18 de septiembre hubo elecciones regionales en Berlín, donde destaca la caída de la CDU de Merkel y de los socialdemócratas (SPD), que mantienen aun así la primera posición, además del ascenso del partido populista xenófobo Alternative Für Deutzschland (Alternativa para Alemania). AFD logra así el 14.2% de los votos y la quinta posición.

La participación se ha situado en el 69.11%, lo que supone una importante subida respecto a 2011 (65%). La SPD logra un 21.6% seguido del 17.6% de la CDU, lo que suponen 38 y 31 escaños de los 160 que componen el parlamento regional, respectivamente. Están seguidos por La Izquierda (que sube) y Los Verdes con 15.4% y 15.2% respectivamente, empatando a 27 escaños. Los populistas conservadores de AFD logran 25 escaños, convirtiéndose este en el décimo parlamento regional (de 16) en el que logran representación. Finalmente, vuelve a entrar en la cámara el Partido Liberal (FDP) que logra 12 escaños con un 6.7% de los votos, mientras que sale el Partido Pirata al caer de casi un 9% a menos de un 2%.

Hasta ahora el gobierno regional lo ostentaba el socialdemócrata Michael Müller, apoyado en la Gran Coalición entre SPD y CDU, pero con los nuevos resultados esta opción se quedaría a 12 diputados de la mayoría absoluta, lo que hace pensar en otras alternativas: existe margen para lograr un gobierno sostenido por una coalición de izquierdas entre SPD, Die Linke (La Izquierda) y Die Grüne (Los Verdes), aunque a nadie se le escapan las tensiones a las que estaría sometido un tripartito. Dada la tendencia hacia la fragmentación política en Alemania, este experimento podría ser un prólogo para el próximo gobierno federal de cara a las elecciones del año que viene.

La región de Berlín engloba la capital alemana y el territorio alrededor a modo de distrito federal. Esta ciudad-Estado cuenta con una población de dos millones y medio de personas y es clave para la estabilidad política y social de este país. Hay que recordar la gran cantidad de refugiados acogidos, lo que permite a los xenófobos de AFD rentabilizar las críticas a la gestión de los partidos tradicionales y ello explica parte de su ascenso.

Envalentonados por los resultados en Meckelmburgo-Antepomerania, donde superaron en votos a la CDU, Alternativa Para Alemania se prepara ahora para el gran partido: las elecciones federales de septiembre de 2017, donde su objetivo será entrar en el Bundestag (parlamento federal).