Mujeres en el mundo laboral / ONU

A diario leemos miles de textos en periódicos y redes sociales, e incluso notas de televisión donde distorsionan la realidad de países con gobiernos de tendencia socialistas. Acusándolos y describiéndolos como lugares en que el desarrollo social y económico es una utopía.

Pero han sido dos países americanos los que han derribado este mito impuesto por medios con características elitistas. El caso de Bolivia y Cuba llama la atención por el gran desarrollo social que han alcanzado en el último tiempo y ahora corroborado por cifras oficiales.

El posicionamiento de la mujer a la par de los hombres hoy es una lucha generalizada en diversas partes del mundo e incluso en aquellos países más fundamentalistas como por ejemplo, Arabia Saudita.

Son dos de los países en América considerados tercermundistas por gran parte de la comunidad internacional que dan el ejemplo más significativo. La participación de la mujer en cualquier sociedad es fundamental y así lo han entendido en Cuba y Bolivia, hoy son un ejemplo para la región en este importante tema.

La agencia de las Naciones Unidas para la igualdad de género y empoderamiento de las mujeres (ONU Mujeres) y la Unión Interparlamentaria (UIP) publicó el pasado 15 de marzo, un mapa mundial de participación política en 2017. Cuba y Bolivia ocupan los puestos dos y tres, en cuanto al porcentaje de mujeres en escaños legislativos.

En otro ámbito, la relación de naciones con al menos un 40 por ciento de presencia femenina en el Congreso incluye a Nicaragua, quinto lugar con 45,7, México, octavo con 42,6, y Ecuador, décimo puesto con 41,6, precisó el organismo internacional. China se ubica con la mayor cantidad, 699 de un total de dos mil 949 curules, para un 23,7 por ciento, seguida por Cuba (299 escaños), Alemania (233), México (213) y Etiopía (212).

Hoy en nuestra sociedad la participación de la mujer es fundamental para lograr un desarrollo social óptimo, y resaltar el ejemplo que nos brinda Cuba y Bolivia, es de vital importancia para un movimiento y para gran parte de la población mundial que busca reivindicar y posicionar a la mujer en igualdad de condiciones que el hombre.

Tal como la ministra Gisele López resaltó desde la sede de ONU mujeres en Nueva York, es un motivo de orgullo que Bolivia sea el segundo país en el mundo con mayor participación de mujeres en política y Cuba el tercero, pero no solo para estos países y para la región, sino que un gran orgullo para todo el mundo.

Fuente: http://interactive.unwomen.org/multimedia/infographic/changingworldofwork/es/index.html