En 1902, en un barrio occidental de Londres, WILL BARKER, uno de los pioneros del cine británico, compró varios terrenos enfrente de EALING GREEN, el núcleo histórico del suburbio londinense, WEST LODGE y THE LODGE, que se convertirían, más tarde,  en las sedes de los estudios y de las oficinas administrativas y directivas de los Estudios Ealing. Tras un breve periodo en el que estuvieron a cargo del productor teatral Basil Dean fueron comprados por Michael Balcon en 1938. A lo largo de toda la década de los años 30 los estudios  produjeron comedias, documentales y películas de guerra y entre 1938 y 1959 realizaron 95 largometrajes de los cuales 16 fueron comedias satíricas que llegaron a convertirse en el sello de la casa.

El Studio Ealing en Londres

Directores como Robert Hamer, Charles Crichton, Alexander MacKendrick, Henry Cornelius, Alberto Cavalcanti o Charles Frend, guionistas como T.E.B. Clarke, John Digthon, William Rose, o Robert Hamer y Henry Cornelius,  intérpretes como Alec Guiness, Hugh Griffith, Stanley Holloway, Robert Shaw, Cedric Hardwicke, Dennis Price, James Robertson Justice, Margaret Ruthendorff, Cecil Parker, Peter Sellers, Herbert Lom y la mismísima Audrey Hepburn (“Oro en barras”)  trabajaron para el estudio en películas inolvidables como “El quinteto de la muerte”, “Oro en barras”, “El hombre del traje blanco”, “Pasaporte para Pimlico”, “Clamor de indignación”, “Los apuros de un pequeño tren”, “Ocho sentencias de muerte”, “Genoveva” o “Whisky a gó gó”.

Aunque los Estudios Ealing realizaron todo tipo de películas, con el paso del tiempo se les ha identificado con la comedia, un género que según Michael Balcon tenía una simple teoría: “Cogíamos un personaje o un grupo de personajes y le dejábamos estrellarse contra un problema aparentemente insoluble, mientras le público esperaba que encontrase una vía de escape que era lo que normalmente sucedía. La comedia residía en la manera de desenvolverse de los personajes en relación con el conflicto y es posible observar cómo funciona este principio tan sencillo en películas tan dispares como la satírica “Passport to Pimlico”, la refinada “Ocho sentencias de muerte”, la folklórica “Whisky Galore” y el cómic de horror, “El quinteto de la muerte”.

ALEC GUINNES, el mejor actor, sin duda, de los Estudios Ealing

Acabada la II Guerra Mundial, el mayor deseo de la gente era librarse de todas las restricciones impuestas por la guerra para seguir adelante y esto es lo que convierte a las comedias Ealing  en un escaparate de la moderada anarquía que flotaba en el ambiente. En este sentido responden a preguntas que los ciudadanos podían plantearse alguna vez: ¿Por qué no robar un Banco para lograr una vida de comodidad? (“Oro en barras!”), ¿Por qué no deshacernos de la gente que estorba para lograr nuestros propósitos? (“Ocho sentencias de muerte”). ¿Por qué no eliminar a los burócratas que todo lo enredan? (“Los apuros de un pequeño tren” y  “Pasaporte para Pímlico”). En muchas ocasiones, “Ocho sentencias de muerte” y “El quinteto de la muerte”, la comedia su hacía negra. La primera es la que más lejos llega, respondiendo al deseo de su autor de no tener en cuenta en lo más mínimo las convenciones morales, pero tanto en una como en otra, al final siempre se reconducen las cosas para dejar una puerta abierta al imperio de la ley, el orden y la moral. ¡Hasta ahí podíamos llegar!

Una última consideración. Se ha dicho, y con razón, que en las comedias Ealing no hay nada de lo que sucede dentro de “la santidad del matrimonio”, ningún detalle de la vida personal o de la sexualidad (excluyendo, claro está, a “Ocho sentencias de muerte”), algo que Michael Balcon resumió de la siguiente manera: “He llegado a la conclusión de que si ha habido una carencia sexual en las películas de las que he sido responsable, eso no ha supuesto un gran perjuicio, ya que las películas actuales están aprovechando con creces el tiempo perdido. También se podría decir lo mismo de las carencias en cuanto al tema de la violencia, pero pienso que en la vida hay otras muchas cosas además del sexo y la violencia. Está el amor, por ejemplo, pero supongo que si pronuncio esa palabra absurda debería definir lo que quiero decir con ella y no intentaré semejante cosa. Solo diré que lo que significa para mí no está demasiado de moda en estos tiempos”.  

Y ahí lo dejamos, eso sí, sin dejar de recomendar algunos de los títulos más brillantes de la comedia Ealing

1947.- HUE AND CRY (CLAMOR DE INDIGNACIÓN)

Director: Charles Crichton

Guion: T.E.B. Clarke

Fotografía: Douglas Slocombe, en blanco y negro

Música: Georges Auric

Intérpretes: Harry Fowler, Frederick Pipper, Vida Hope, Douglas Barr, Stanley Escane

Duración: 82 minutos

1949.- PASSPORT TO PIMLICO (PASAPORTE PARA PIMLICO)

Director: Henry Cornelius

Guion: T.E.B. Clarke

Fotografía: Lionel Banes en blanco y negro

Decorados: Roy Oxley

Música: Georges Auric

Intérpretes: Stanley Holloway, Margaret Rutherford, Betty Warren, Barbara Murray

Duración: 84 minutos

1949.- WHISKY GALORE (WHISKY A GÓ GÓ)

Director: Alexander Mackendrick

Guion: Compton Mackenzie, Angus MacPhail

Fotografía: Gerald Gibbs en blanco y negro

Decorados: Jim Morahan

Música: Ernest Irving

Intérpretes: Basil Radford, Catherine Lacey, Bruce Seton, James Robertson Justice

Duración: 83 minutos

1949.- KIND HEARTS AND CORONETS (OCHO SENTENCIAS DE MUERTE)

Director: Robert Hamer

Guion: Rober Hamer, John Dighton

Fotografía: Douglas Slocombe en blanco y negro

Música. W.A. Mozart

Intérpretes: Dennis Price, Alec Guiness, Joan Greenwood, Valerie Hobson, Audrey Fildes, John Penrose

Duración: 106 minutos

1951.- THE LAVENDER HILL MOB (ORO EN BARRAS)

Director: Charles Crichton

Guion: T.E.B. Clarke

Fotografía: Douglas Slocombe en blanco y negro

Decorados: William Kellner

Música: Georges Auric

Intérpretes: Alec Guiness, Stanley Holloway, Sidney James, Alfie Bass, Audrey Hepburn

Duración: 78 minutos

1951.- THE MAN IN THE WHITE SUIT (EL HOMBRE DEL TRAJE BLANCO)

Director: Alexander Mackendrick

Guion: Roger Macdougall, Alexander Mackendrick, John Dighton

Fotografía: Douglas Slocombe en blanco y negro

Música: Benjamin Frankel

Intérpretes: Alec Guiness, Joan Greenwood, Ceckil Parker, Michael Gough, Ernest Thesiger

Duración: 85 minutos

1953.- THE TITFIELD THUNDERBOLT (LOS APUROS DE UN PEQUEÑO TREN)

Director: Charles Crichton

Guion: T.E.B. Clarke

Fotografía: Douglas Slocombe, en color

Decorados: C.P. Norman

Música: Georges Auric

Intérpretes: Stanley Holloway, George Relph, Naunton Wayne, John Gregson, Hugh Griffitth

Duración: 84 minutos

1954.- THE MAGGIE (LA BELLA MAGGIE)

Director: Alexander Mackendrick

Guion: William Rose

Fotografía: Gordon Dines

Decorados: Jim Morahan

Música: John Addison

Intérpretes: Paul Douglas, Alex Mackenzie, Tommy Kearins, James Copeland, Abe Barker

Duración: 92 minutos

1955.- THE LADYKILLERS (EL QUINTETO DE LA MUERTE)

Director: Alexander Mackendrick

Guion: William Rose

Fotografía: Otto Heller, en color

Decorados: Jim Morahan

Música: Tristam Cary

Intérpretes: Katie Johnson, Alec Guinness, Cecil Parker, Herbert Lom, Peter Sellers, Danny Green, Jack Warner, Philip Stainton

Duración: 97 minutos

ANTONIO GREGORI. Enero de 2020

1,551 total views, 0 views today