La pasada noche se llegaron a concentrar hasta 50 personas, de las 93 que hay actualmente en este CIE, cuyo nivel de ocupación es menor al 50%.

Los internos que han protestado durante cerca de doce horas pidiendo “libertad y justicia” en el CIE de Aluche (Madrid) serán expulsados de España, siguiendo el plan previsto por el Ministerio de Interior de acuerdo a las, ya acordadas, directivas europeas. Han sido más de 30 los que han mantenido durante toda la noche su protesta, hasta que, siguiendo los canales establecidos por la Policía, han accedido a finalizarla a las 09:00. Fuentes cercanas al proceso que seguirá el Ministerio de Interior han confirmado que se procederá a la expulsión de los 39 inmigrantes, todos argelinos a excepción de un marroquí.

Pedían “Libertad y justicia” en un Centro de Internamiento de Extranjeros que acumula denuncias por malos tratos en su interior, en el cual los inmigrantes permanecen un máximo de 60 días hasta ser expulsados del país, excepto que no sea posible la tramitación de los papeles para dicha expulsión.

Sobre este, además, se denuncia que los inmigrantes reciben un trato “carcelario” y un informe de SOS Racismo situaba a este centro en 2015 en calidad de “ilegal” puesto que no se ha adaptado al reglamento aprobado este mismo año. Una delegación contra la tortura del Consejo de Europa ya criticó en 2014 las instalaciones del CIE de Aluche: rejas en las ventanas, restricciones en las comunicaciones con el exterior, acumulación de personas en una única celda, etc.

No obstante, Cosidó, director general de la Policía Nacional,  ha declarado que la protesta ha finalizado “felizmente” y que el director general de dicho centro se reuniría con los internos que han protestado puesto “no tenían reivindicaciones muy específicas”.