• Se estima que unas 5000 personas asistieron al espectáculo
  • La organización quiere repetir en Elche el año que viene
  • Se habilitó un “punto violeta” para actuar contra las agresiones machistas

Tras cuatro días de pura música parece que Elche vuelve a la tranquilidad: desaparecen las tiendas de campaña, se vacían las plazas de aparcamiento y la IFA se prepara para acoger otras ferias. Gracias al cartel, en el que se reunían a algunos de los mejores grupos del panorama nacional, han conseguido alcanzar sus expectativas, especialmente el sábado donde tuvo lugar la mayor afluencia de público.

El Marearock, que en 2014 solo constaba de un día, ha ido ampliándose hasta ser uno de los eventos más aclamados. Para lograr la fidelidad de sus visitantes, la organización habilitó tres espacios de acampada: una explanada con sombra, un pabellón con aire acondicionado y un pequeño descampado. Además, proporcionó servicios como autobuses hacia la playa cada hora por un euro o duchas gratuitas. Se prevé que el año que viene vuelva a celebrarse en la localidad alicantina de Elche, aunque se reducirían las jornadas.

Fotografía de @PlanetaEskoria

El festival, debido a problemas técnicos en el escenario secundario, tuvo que cancelar su fiesta de bienvenida -prevista para el miércoles- y repartir los grupos en los siguientes días. Sin embargo, esto no desilusionó a los asistentes que, en el camping de sol, improvisaron una pequeña fiesta. Así, con las pilas cargadas, daba comienzo la primera jornada con “Pupil-les” hasta que “Iratxo” puso punto y final. El viernes se dejaban ver algunas de las actuaciones más esperadas de la mano de “Riot Propaganda” o “El Último Ke Zierre”. Finalmente, el 22 de julio el Marearock decía adiós con una despedida por todo lo grande: “Non Servium”, “Soziedad Alkoholika” o “Desakato”.

Como novedad cabe destacar el punto violeta, destinado a crear un espacio seguro para las mujeres donde sentirse cómodas. Para ello, se les proporcionó, desde la organización, una caseta dentro del recinto que ofrecía a las mismas la posibilidad de denunciar su situación. A ello, se le unió la actuación de artistas feministas como “Sara Hebe”, “Mafalda” o “Tremenda Jauría” con el propósito de visibilizar la música liderada por mujeres ante la evidente masculinización de este tipo de eventos.

¡Comienza la cuenta atrás para el Marearock 2018!