Sangrienta “Opera prima”

RESERVOIR DOGS

Director y Guion: QUENTIN TARANTINO

Música. Karyn Rachtman

Intérpretes: Harvey Keitel, Tim Roth, Chris Penn, Steve Buscemi, Lawrence Tierney, Michael Madsen.

El director norteamericano QUENTIN TARANTINO

Son numerosos los ejemplos en el cine norteamericano de “operas prima”, con pequeño presupuesto que lograron superar con creces en calidad y recaudación a las grandes superproducciones llamadas, teóricamente, a romper las taquillas de las salas de exhibición del mundo entero. Suelen ser películas independientes, rodadas al margen de los grandes estudios, a veces en blanco y negro y con intérpretes desconocidos y cuyo éxito se cimenta, exclusivamente, en el talento de sus autores. Sin embargo, cuando eso sucede, el resultado, casi siempre es el mismo: los cazadores de talentos contratan al nuevo director, le dan una producción grande, imponiéndole paralelamente una determinada forma de trabajo que desemboca, irremisiblemente, en un producto convencional. La personalidad del nuevo director se diluye, aunque la nueva película resulte rentable. De esto saben mucho directores como Tobe Hooper, Robert Zemeckis o George A. Romero. Esperemos que no suceda lo mismo con Quentin Tarantino.

“Reservoir dogs” tiene el aroma del mejor cine independiente norteamericano, el sabor de los filmes de Monte Hellmann, Jarmusch o Gus Van Sant, herederos todos de una leyenda viva de la producción independiente como el mítico Roger Corman. Pero, además de esta referencia a la producción independiente del filme, existe otra inevitable, sin la menor duda. Y es la que lo emparenta con algunos de los más importantes cultivadores de la serie negra americana, en especial con Jim Thompson, el escritor que mejor supo  reflejar la crueldad y violencia de nuestro tiempo. “La sangre de los King”, “1280 almas”, “El asesino dentro de mí”, “La huída” o “Los estafadores”, además de obras maestras de la literatura de nuestro tiempo, son herederas de la tragedia clásica, emparentadas de algún modo con las historias sureñas de Faulkner.

Las mejores bazas de esta “opera prima” de Tarantino, obra inspirada y demoledora, son el acierto y eficacia de su estructura narrativa, las precisas referencias musicales de los años 70 y el soberbio reparto del film, donde una serie de magníficos intérpretes, Harvey Keitel, Tim Roth, Chris Penn, Lawrence Tierney, Steve Buscemi y un Michael Madsen, cuya sola presencia produce escalofríos, componen un retrato colectivo de despiadados gángsters solo comparable a los de “La jungla de asfalto” de John Huston. Obra durísima, terriblemente violenta, prohibitiva de todo punto para estómagos débiles, “Reservoir dogs” posee la fuerza de la verdad, la verdad de sus ambientes y personajes, la verdad de la ausencia de discursos, la verdad, desnuda y terrible, del desquiciado espíritu de nuestra época.

Antonio Gregori

(Febrero 1993)

1,357 total views, 0 views today