Director: Zhang Yimou

Guión: Ni Zhen

Fotografía: Zhao Fei

Intérpretes: Gong Li, Ma Jingwu, He Caifei, Cao Guifeng, Jin Shuyan, Kong Lin

      EL UNIVERSO EN UNA LÁGRIMA

        La irrupción del cine chino en occidente no ha sido tan espectacular como fue las japonesa a comienzos de la década de los 50, cuando el triunfo absoluto de Rashomon de Kurosawa  abrió las puertas del mundo a toda una generación de cineastas nipones. El cine chino no ha llegado a tanto. A decir verdad, sólo se concreta en Zhang Yimou y en algún otro director de interés como Chen Kaige. Pero con Yimou nos basta para apreciar la importancia de un cine prácticamente desconocido. “Sorgo rojo”, “Ju Dou” y “La linterna roja”, tres obras maestras le acreditan ya como uno de los grandes cineastas de nuestro tiempo.

         Yimou cree que el arte “consiste en tratar un elemento pequeño para alcanzar un universo con más sentido, para crear un estado mental que supere el planteamiento inicial”. Su punto de partida es la pintura clásica china y su afán por “plasmar el universo en una gota de agua”.

         “La linterna roja” basada en la novela de Su Tong “Esposas y concubinas” nos traslada a un lugar en el norte de China en los años veinte, poco antes de la revolución antifeudal de Sun Yatsen. Songlian, una joven universitaria, decide aceptar la propuesta de matrimonio de Chen Zouquian, convirtiéndose así en la “cuarta dama” de patriarca del clan, Chen. Pero desde su llegada entrará a formar parte de un entramado de humillaciones, sometimientos, ritualismo y soledad, regido por el peso inexorable de las viejas tradiciones. A partir de su llegada, la vida de Songlian se limitará a su participación en las rivalidades e intrigas de las esposas: la madura primera dama, la segunda, con rostro de Buda y corazón de escorpión y la tercera, la frívola cantante Meishan. Su existencia, como la de sus rivales estará marcada por un sonido, el del masaje en los pies de la elegida por el amo para pasar la noche. Pero al sometimiento de la mujer a su condición de puro y simple objeto de deseo, se añade la tiranía que la propia Songlian ejerce sobre su sirvienta Jan , Er. Como en “Viridiana” –el mendigo marginado por los propios mendigos- Yimou presenta una doble opresión: la del hombre sobre la mujer y la de ésta sobre la clase social inferior.

         Zhang Yimou ha dicho que “la imagen debe estar íntimamente unida a los sentimientos de los personajes”. Y la imagen de la película es deliberadamente simétrica, con un exhaustivo empleo de la angulación frontal, en la que los planos generales del entorno cumplen la función temporal que en la narrativa clásica se asigna al fundido en negro. Un contexto inmutable, como el peso de la tradición, en el que sólo cambia la luz y el color de las estaciones. El azul de la noche veraniega se funde con el rojo sangrante de las linternas y el blanco de la nieve con el gris del invierno. En este recinto de aparente armonía, la tímida rebelión de Songlian sólo consigue desencadenar la tragedia y la locura. Y, al cabo, nada cambia. Songlian deambula, perdida la razón, por el patio central, Meshian reposa eternamente en el pabellón de las infieles y la quinta esposa –su mirada ingenua, sus ojos inocentes- llega al siguiente verano para seguir alimentando con savia joven el sagrado árbol de la tradición. Chen Zouquian, como todos los seres inalcanzables y omnipotentes, sólo aparece en la lejanía, siempre en plano general o a través del velo que oculta la alcoba. Porque “La Linterna roja” es una obra sobre mujeres, sobre la doliente condición de la mujer en el país del macho soberano.

         La historia, al margen de su contexto histórico y geográfico es aplicable a cualquier situación, a cualquier época, a cualquier lugar donde anide la injusticia, la desigualdad y la opresión. Es una gota que contiene al universo. Una obra ejemplar, dura y sensible, amorosa y cálida, guiada de forma exquisita por el inalterado pulso de un artista, Zhang Yimou.

                                                        Antonio Gregori 

477 total views, 0 views today