Una manifestación contra la pobreza convocada por varias oenegés. - EDUARDO ABAD

La fundación Foessa ha publicado un informe en la sede de Cáritas titulado La transmisión intergeneracional de la pobreza que revela como el 80% de niños en situación de pobreza lo siguen siendo de adultos.

El pasado jueves 7 de abril la fundación Foessa, vinculada a Cáritas, ha presentado un informe que confirma la grave situación de pobreza en España.

Durante la presentación, el secretario general de Cáritas, Sebastián Mora, asegura que “tener menores a cargo es un riesgo de pobreza y mientras las políticas públicas se están olvidando de las familias. La pobreza se puede heredar, y de hecho se hereda”.

Sebastián Mora ha comentado que “si no lo remediamos hoy, ocho de cada diez niños pobres hoy, serán personas pobres en el futuro”.

La brecha en la tasa de pobreza entre los hogares sin menores y con menores en España es tres veces superior a la UE27”, explicaba el coordinador de esta investigación, Raúl Flores.

Los datos del informe son realmente alarmantes. El 41% de los adultos que pasaron su adolescencia por una situación de problemas económicos frecuentes, no han conseguido alcanzar la educación secundaria mientras que personas sin problemas económicos en la misma situación solo alcanza el 8%.

El 80% de niños en situación de pobreza en nuestro país, siguen siéndolo cuando ya son adultos y  8 de cada 10 personas que cuyos padres no lograron terminar los estudios primarios no han terminado sus estudios secundarios.

Una de las conclusiones del informe dice que “tener hijos, hoy, en España, es uno de los factores más importante de riesgo de pobreza”. El dato que confirma esta afirmación es la tasa de pobreza en hogares sin menores, el 16%, frente al 28% en hogares con menores.

La tasa de pobreza en familias monoparentales con hijos es del 42% y se eleva al 44% cuando hay tres o más menores en el hogar.